Project Management

Millennials y metodologías Ágile, ¿cómo se complementan?

Seguro que habrás oído hablar de los millennials, esa generación de personas que han nacido entre los años 1980 y 2000 y que en la actualidad son las llamadas a liderar los sectores del desarrollo en un futuro inmediato. ¿Eres uno de ellos?

Una de sus características principales es que han sido testigos directos de la transición de los modelos análogos a los digitales. Es decir, no se consideran nativos digitales, pero tampoco han tenido que realizar un gran esfuerzo para ponerse al día en lo que tiene que ver con las dinámicas del siglo XXI.Esta doble condición es la que sin duda les deja en inmejorable situación para liderar gran parte de los proyectos del nuevo mileno. Nadie mejor que ellos para saber en qué consiste el cambio que presenciamos en la actualidad y de qué forma afrontarlo si se aspira a tener éxito en el nuevo escenario.  

Millennials y el método Ágile, garantía de futuro

Si a todo lo anterior le añadimos las ventajas competitivas que supone adoptar una de las metodologías Ágile, los dos elementos pueden convertirse en la mezcla perfecta para enfrentar la competitividad y los retos de la gestión 3.0. En este caso, hablamos de un complemento idóneo. Las metodologías Ágile son el marco que define los límites y las directrices de las acciones de gestión, mientras los millennials son los encargados de implementar las prácticas propias de este modelo. O dicho de otra forma, son dos piezas de un puzle. Sin embargo, la pregunta sigue demasiado abierta: ¿en qué aspectos se hace notorio dicho intercambio? ¿Hasta qué punto las metodologías Ágile son la mejor plataforma para el éxito de la gestión de los millennials en el siglo XXI?  

¿En qué se benefician los Millennials del método Ágile?

Los beneficios entre ambos conceptos son numerosos. No obstante, una lista con los más significativos puede resumirse de la siguiente manera:

  • Aprendizaje rápido:

Si algo caracteriza a los millennials es que aprenden con mucha más rapidez que los gestores provenientes de los modelos tradicionales. La metodología Ágile fomenta prácticas basadas en iteraciones y resultados parciales que resultan propicios para el aprendizaje continuo. De hecho, en herramientas como Scrum siempre se está abocado a adquirir nuevosconocimientos.

  • Flexibilidad:

Ágile también fomenta la flexibilidad de los modelos empresariales. Los grupos de trabajo se desenvuelven en ambientes más democráticos, participativos y donde las jerarquías corporativas no tienen tanto peso. Tienen mayor libertad de acción; la autoridad ya no es un factor omnipresente en los procesos.

  • Empleo de herramientas digitales:

Un complemento ideal para el método Ágile son las herramientas tecnológicas de gestión, que a su vez son un soporte fundamental para la gestión de los millennials.

  • Procesos a corto plazo:

Las iteraciones y los resultados parciales definen en buena medida al método Ágile de gestión de proyectos empresariales. Ambas características tienen en común los plazos inmediatos o cercanos a la fecha de inicio. Los millennials, a su vez, tienen una visión de los proyectos basada en resultados. Se trabaja para el aquí y el ahora, pues mañana todo puede haber perdido vigencia. No se trata de perder visión a largo plazo; se trata de ser efectivo y adaptarse al contexto.

Compartir este blog