Tendencias & Innovación

TMS: Sistema de Gestión de Transporte

Cada vez que enviamos una carta, documentación, un paquete, un pallet con mercancías o un conteiner, como usuarios, queremos saber exactamente en qué ubicación se encuentra, qué dificultades tiene el envío, quién lo ha recibido o a qué hora ha llegado o se estima que llegará. Obviamente, toda esta información debe estar en tiempo real y disponible en todo momento. Por lo tanto y considerando las tecnologías actuales, es obvio que estamos hablando de un sistema de monitoreo por medio de Internet. En general, estos sistemas de rastreo son provistos por el operador de transporte en su sitio web, para que cada cliente tenga la tranquilidad de ver cómo su envío está transitando hacia el destino.  

¿Pero qué sucede desde el punto de vista del logistic & supply chain manager? Pensemos en la búsqueda del tipo de transporte: será mejor por camión, barco, tren, avión o una combinación de ellos? La selección del operador de transporte de menor costo, el que demande el menor tiempo de entrega, aquel que garantice la mejor calidad y la mejor seguridad de la carga, etc. ¿Cuántas horas al teléfono, cuántas enviando e-mails con consultas y documentación, idas y vueltas, decisiones, cuánto tiempo aguardando respuestas?

Así como ha sido necesario desarrollar sistemas de abastecimiento como los MRP y ERP, al igual que los correspondientes al control de la producción y el relacionamiento con el cliente (CRM), se ha hecho necesario contar con un Sistema de Gestión de Transporte o TMS por sus siglas en inglés de Transportation Management System.

Un TMS es un sistema, valga la redundancia, que recoge, almacena, procesa y dispone información relacionada con las operaciones de transporte de mercancías en una organización. No solo desde el punto de vista del fabricante o distribuidor donde los productos son propios, sino también desde la perspectiva de un proveedor de servicios logísticos en donde los productos son de los clientes. Los TMS permiten realizar la planificación y el control de los movimientos físicos de las mercaderías a lo largo de toda la supply chain, considerando cada una de las variables y factores técnicos y humanos, las distintas modalidades de transporte, optimizando las rutas y los recursos para mejorar los costos, así como también facilitar la gestión administrativa y documental de todo el proceso logístico. Además, se puede gestionar el pago a los transportistas, la definición de precios de venta y tarifas, el seguimiento de la flota propia, la gestión de la calidad y de los tiempos de operación, proporcionando una integración colaborativa entre los diferentes actores involucrados en la cadena de suministro.

Recientemente, la empresa Kuebix, formada por expertos veteranos de la industria del transporte y que se especializa en el desarrollo de TMS, ha lanzado el Kuebix Shipper, un sistema de gestión de transporte que permite encontrar las mejores alternativas LTL (Less-than-Truckload), TL (Truckload) y transporte intermodal, negociar tarifas con los operadores, realizar reservas instantáneas, realizar el seguimiento de los envíos, entre otras ventajas y servicios ofrecidos. Pero lo más novedoso de esta plataforma es que es free. Sí, gratis! Claro que, como toda empresa de software, también han lanzado plataformas con licencia paga que proveen de mayores beneficios, pero Kuebix Shipper está al alcance de todos.

En general, se estima que las empresas gastan entre un 4% y 5% de su presupuesto en fletes y desperdician del 10% al 20% de esa cantidad en las ineficiencias del proceso. Un TMS gratis seguramente genera un ROI (return on investment) interesante para cualquier compañía, principalmente las PyME que no siempre pueden costear de un sistema de gestión. Que el TMS sea gratuito permite que los gerentes de logística tengan acceso directo a las tarifas negociadas de sus operadores y la capacidad de aprovechar las oportunidades del mercado del transporte.

Es evidente que el hecho de que un TMS esté disponible para todas las empresas y todos los presupuestos, tendrá un impacto positivo en las operaciones logísticas y nos introducirá aún más en la era digital colaborativa de la supply chain.