Tendencias & Innovación

Metas y objetivos del departamento financiero

departamento financiero

En post anteriores te hemos hablado de las funciones y responsabilidades propias del departamento financiero de una empresa, así como de la importancia que supone para la buena marcha de cualquier negocio en activo. ¿Lo recuerdas?

Pues bien, en esta oportunidad vamos a complementar esa información con un aspecto que seguro te será útil para tu buen desempeño en esta área: las metas y los objetivos que deben trazarse a corto, medio y largo plazo los responsables de este departamento.

 

¿Qué objetivos debe cumplir un departamento financiero?

En cierta medida, el departamento financiero de una empresa cumple una función parecida a la del corazón humano, el cual se encarga de distribuir la sangre en el cuerpo para que ésta llegue a todos los órganos, células y tejidos.

El departamento financiero no distribuye sangre, pero sí el combustible necesario para que el negocio garantice su continuidad y sostenibilidad en el tiempo: los recursos y el flujo constante de dinero líquido que aseguran el pago de compromisos, la cobertura de necesidades inmediatas y la financiación en general.

Obviamente, para cumplir con estas obligaciones no sólo es necesario apelar a virtudes como la disciplina, la constancia, la gestión eficaz e inteligente y la visión de empresa. También es importante que el departamento financiero se trace metas y objetivos que le orienten sus esfuerzos hacia ese sentido. ¿De qué objetivos hablamos?

  • Presupuestos y estimaciones realistas:

El departamento financiero debe esforzarse al máximo para elaborar documentos detallados, precisos y, sobre todo, que tengan sustento en la realidad. ¿De qué sirve hacer las mejores estimaciones de costes si éstas no corresponden con el día a día de la empresa? Esto exige, como es obvio, una comunicación eficaz con los jefes de otros departamentos para tener una idea exacta de los gastos.

  • Capacidad de pago y de deuda:

Otro objetivo de este departamento es fijar techos máximos para el endeudamiento del negocio con terceros (bancos, entidades crediticias, etc.), un valor que se basa casi exclusivamente en la capacidad de pago del mismo. Se deben realizar análisis sobre las tasas de interés y las oportunidades de la empresa, así como del contexto en el que se contraen compromisos.

  • Transparencia en las operaciones:

Suministrar información transparente y honesta a la empresa no solamente es un objetivo, sino también un principio del departamento financiero. Esto se logra con el mantenimiento y la actualización de un registro detallado de todas y cada una de las transacciones que en ella se realizan, en especial cuando se trate de brindar información a las esferas directivas de la compañía.

  • Pagos oportunos a terceros:

Si bien los compromisos son de la empresa en general, los que se encaran de fijar un cronograma y unos plazos para cubrir los pagos y los compromisos adquiridos por la misma son los responsables del  departamento financiero. A la hora de pagar a los acreedores o distribuidores, deben primar prácticas basadas en la justicia, el sentido de la oportunidad, la confianza y el cumplimiento de lo pactado.

 

Si eres integrante de un departamento financiero, ya sea en un negocio propio o ajeno, nunca debes perder de vista estos objetivos. Recuerda, no sólo de obligaciones se nutre esta función; también de metas, principios y valores.