Tendencias & Innovación

Razones para apostar por el coaching ejecutivo en tu empresa

coaching ejecutivo

El coaching ejecutivo es una disciplina dirigida a profesionales de la administración y gestión de empresas. Esto incluye tanto a directivos y gerentes como a otros perfiles, entre los que se incluyen autónomos, emprendedores, intraemprendedores, líderes de equipos, responsables de secciones, entre otros.

La idea, en cualquier caso, es establecer una relación estrecha de colaboración para que la persona sea capaz de generar un cambio en su comportamiento y su perspectiva de la realidad, algo que, por añadidura, se reflejará en su profesión.

Durante este proceso es interesante resaltar el papel del coach, que no opera como un consejero o auxiliar psicológico, sino más bien como un facilitador del aprendizaje; es decir, alguien que indaga y da sentido al ejercicio como tal, pero que, a la vez, trata de intervenir lo más mínimo o al menos sólo cuando es necesario.

 

Coaching ejecutivo: porqué deberías probarlo

Como ves, no sólo estamos hablando de una herramienta para los altos cargos de una empresa. También puedes apostar por el coaching ejecutivo en los niveles directivos intermedios o incluso en renglones más bajos si existe una necesidad.

¿Cuáles son esas necesidades? Muchas; de hecho, cada empresa tiene las suyas y es difícil que se repitan exactamente. De lo que sí podemos hablar con claridad es de tres razones por las que deberías apostar por ello. Veamos:

  • Los ejecutivos o profesionales de la gestión contrastan su perspectiva de la realidad y, en cierta medida, la contrastan con un tercer agente, cuya visión suele ser imparcial y, por ello mismo, enriquecedora.
  • El coaching ejecutivo es idóneo para saber gestionar y enfrentar aquellas situaciones de alto riesgo, es decir, en las que se ponen en juego elementos de gran envergadura como el capital de una inversión, una estrategia de mercado, un plan de financiación, entre otros. Lo que se busca en este caso es ganar en seguridad, confianza y capacidad de reacción.
  • Un buen coach ejecutivo también aporta elementos suficientes para que los profesionales reconduzcan su carrera o le impriman un nuevo impulso y, de esta manera, accedan a mejores cargos y salarios.

 

¿Qué esperan los profesionales españoles del coaching ejecutivo?

Según una reciente encuesta realizada a varios profesionales españoles de la gestión y la administración de empresas en distintos sectores, las habilidades de liderazgo, con el 43%, son las cuestiones prioritarias en un proceso de coaching ejecutivo.

Cohesionar, gestionar equipos, dirigir, entrenar, desarrollar y representar son algunas de esas habilidades que buscan quienes ocupan dichos cargos.

En segundo lugar aparecen las habilidades emocionales, con el 23,5%. Autorregulación, automotivación, empatía, habilidades sociales y conciencia de uno mismo son las que más atraen a las personas a matricularse en una práctica de coaching ejecutivo.

Tras estas dos cuestiones, que acaparan casi la mitad de las prioridades, figuran en la encuesta la gestión propia de la actividad y el equilibrio entre vida laboral y personal.