Noticias

¿Por qué no innovamos?

blog

Nadie duda de que la innovación es el motor para mejorar la competitividad de las empresas y uno de los mejores pilares donde apoyar soluciones a la salida de la crisis. Sin embargo, España, pese a sus esfuerzos, ocupa la decimoséptima posición en el ranking de gasto en I+D de la Unión Europea, por debajo de Estonia, la República Checa o Portugal, y muy por detrás de la media de UE. Preocupante.

En la UE es cada vez mayor la distancia entre países avanzados y menos avanzados en I+D como Alemania y España. España ha invertido 14.582 millones de euros en 2009 en innovación, un 0,8% menos que en 2008, así se desprende del estudio El Gasto en I+D+i elaborado por EAE Business School.

Esto ha significado que por cada habitante se han invertido 6,5 euros menos y se ha pasado de invertir 324€ en I+Di por habitante a 318,2€. España sigue lejos de la media europea situada en 473,4€ y de las dos grandes referencias mundiales en esta materia Japón (1447,6€) y Estados Unidos (1387,5€).

Otro de los objetivos europeos se centra en conseguir que el gasto privado en I+D+i ascienda al 66% del total del gasto. En 2009, el gasto privado en España fue del 51,9%, con niveles parecidos a los de Italia, Hungría o Noruega. Otro de los objetivos europeos exige que la inversión en I+D+i de los gobiernos suponga el 3% del PIB. España, lejos de esa cifra, revisó su objetivo y solo debía alcanzar el 2%. En 2009, la cifra se ha situado en el 1,38% del PIB, 0,03 décimas mejor que en 2008 pero lejos de los mínimos exigidos por Europa.

A la luz de los datos, sobrevuela la misma pregunta. ¿Por qué no innovamos? Según la misma investigación, el coste de la inversión es la principal razón de las empresas para no innovar. La segunda razón esgrimida por las compañías es la falta de financiación externa. En tercer lugar, influye de forma directa la falta de conocimiento, bien sea por falta de personal cualificado o de información de mercado así como la dificultad para encontrar socios para innovar. A estas razones, se le une la falta de protección de las innovaciones, un mal endémico en España.

En España y en general, el sector más innovador es el farmacéutico, el 75,6% de las empresas de su industria son innovadoras. Le siguen el químico con un 60,1% y el de productos informáticos, electrónicos y ópticos con un 59,35%. En el último año, los sectores que más crecieron en este apartado fueron el energético y el de actividades administrativas y servicios auxiliares.

De otro lado, el informe también analiza qué sectores son los que crean más productos y destaca que el 48,73% de la producción del sector de la automoción corresponde a productos nuevos o mejorados (innovaciones). Por su parte, en el sector de las telecomunicaciones el 43,11%  de los productos fueron innovaciones y en el caso de los servicios informáticos, electrónicos y ópticos el porcentaje fue del 40,72%.

La investigación también destaca cómo Universidades y centros de educación superior son los mejores socios de las empresas españolas para innovar.

En este sentido, y fruto del compromiso de Online Business School con la formación de directores y gestores de negocios que lideren compañías sostenibles e innovadoras ha creado el Master en Gestión de la Innovación Empresarial. El objetivo del máster en enseñar a los alumnos las principales estrategias de innovación en la gestión de empresas aplicada a todas las áreas así como el dotarles de las habilidades y competencias para liderar empresas innovadoras y sostenibles. El programa comienza el 15 de noviembre, dura diez meses, consta de 35 créditos ECTS. Los alumnos que superen el programa obtendrán el titulo de EAE Business School y de la Universidad de Barcelona.

Compartir este blog