Project Management

Agile metodología: el equipo ganador

Agile metodología es una forma eficaz de obtener resultados y un planteamiento que puede llevar al éxito a cualquier proyecto siempre que se cuente con el equipo adecuado. La parte teórica de Agile metodología es importante, pero lo es mucho más la aportación de los miembros del grupo de trabajo, tanto a nivel individual como a nivel de grupo. La elección de estas personas determinará si la iniciativa terminará como estaba previsto o no, por eso debe hacerse de forma muy cuidadosa. 

Agile metodología: la selección del equipo

Cuando se tiene claro que el enfoque de gestión de proyecto se inspirará en los principios de la Agile metodología, es muy importante reconocer que cada decisión en lo concerniente a la creación del equipo de trabajo será crucial para el resultado final. A la hora de escoger a los miembros de este equipo ganador es importante buscar a candidatos: - Con la suficiente curiosidad como para no importarles investigar a fondo cada cuestión hasta dar con la respuesta.

  • Cualificados, bien preparados y con experiencia en este tipo de proyectos.
  • Apasionados por los retos y creativos.
  • Autónomos y proactivos, capaces de afrontar sus tareas con independencia.
  • Colaborativos y jugadores de equipo.
  • Que demuestren gusto por el aprendizaje y pasión por lo que hacen.

Se trata de personas con capacidades de autogestión, bien organizadas, conscientes de su rol en el equipo, dedicadas al proyecto y con ansias de superación. A diferencia de enfoques más tradicionales, como el del método en cascada, la Agile metodología necesita personas capaces de saber lo que tienen que hacer en cada momento. La rigidez y las listas de tareas no tienen nada que ver con este enfoque y, por eso, además de escoger a personas abiertas al cambio, hay que formar un equipo multifuncional y autónomo. Cada miembro cuenta y, por eso, en todos y cada uno es importante buscar cualidades como la versatilidad, la flexibilidad, las ganas de aprender y la capacidad para encontrar soluciones. Además, es preciso garantizar que el equipo que trabajará en base a la Agile metodología:

  • Presenta un nivel de comunicación óptimo.
  • Tiene claros sus roles y responsabilidades, tanto a nivel individual, como en conjunto.
  • Acepta y reconoce el liderazgo y entiende su papel.
  • Busca la mejora continua.
  • Promueve los procesos efectivos para optimizar su rendimiento.
  • Prioriza los ajustes que permiten adaptarse rápidamente a las nuevas circunstancias.
  • Construyen una cultura de equipo basada en la solidez de las relaciones entre sus miembros.
  • Es capaz de comprender los requisitos del producto y proporcionar estimaciones de esfuerzo.
  • Puede, en todo momento, proporcionar asesoramiento técnico al propietario del producto para facilitar la comprensión de los requisitos que derive en la toma de decisiones apropiadas.

La Agile metodología se ve enriquecida cuando se encuentra un momento para reflexionar acerca del propósito, lo que se espera de las diferentes personas del propio equipo para conseguir las metas planteadas, la efectividad de los procesos, la frecuencia de innovación o las formas de mejorar la comunicación. De esta manera, el equipo crece y con él su potencial de completar proyectos con éxito.  

cta_project_managament_bofu__1___1454422943_95366

Compartir este blog