Project Management

Máster en Gestión de Proyectos: tu arma en primera línea de fuego

Experiencia y habilidades son imprescindibles para cualquier Project Manager pero hay cuestiones en las que, sobre todo en los inicios de la carrera profesional, se necesita echar mano de lo aprendido en el Máster en Gestión de Proyectos. De hecho, el recurrir a la formación, a los principios memorizados, a los métodos que se han practicado una y otra vez durante los estudios es la clave para obtener la certificación Project Management Professional (PMP)®, ya que el propósito del sistema de evaluación es comprobar que los candidatos han interiorizado la forma de afrontar la gestión que propone el Project Management Institute (PMI). Su efectividad está comprobada, no sólo en el momento de obtener una certificación, sino cuando en el ejercicio profesional el Director de Proyectos se halla en primera línea de fuego.

Máster en Gestión de Proyectos: el apoyo futuro

El entrenamiento militar se basa en la repetición y la simulación de situaciones que pueden presentarse en combate para garantizar el éxito en su resolución al conseguir que cada soldado minimice la influencia de sus instintos, centrándose en la táctica. Se trata de reducir los errores mediante la configuración de un modelo de comportamiento basado en lo aprendido. Pese a lo extremo de la comparación, la incertidumbre de cualquier entorno de proyecto obliga a los Project Managers a ser capaces de reaccionar, a veces, ante situaciones extremas. Plazos que expiran presupuestos que se agotan, bajas de miembros clave en el equipo, fallos de las comunicaciones, incumplimientos por parte de proveedores... Sin el apoyo de un buen Máster en Gestión de Proyectos, el instinto de cualquier persona obligada a desenvolverse en este tipo de circunstancias sería de salir corriendo. Casi como si se encontrasen en primera línea de fuego. Pero para eso está la preparación. Cuando se cursa un Máster en Gestión de Proyectos se está preparado para la gestión de personas, de la información y de los procesos de forma óptima, en base a procedimientos, métodos y técnicas que se han aprendido, se han practicado y se conocen bien, las que ayudan a:

  • Alinear el desarrollo de la estrategia del proyecto con la del negocio y conseguir el apoyo de los patrocinadores.
  • Lograr llevar a cabo la definición de los requisitos, de forma que su alcance se extienda hasta las especificaciones y soluciones que deberán ser, primero, diseñadas y, después, desarrolladas e implementadas.
  • Definir y gestionar el alcance del proyecto.
  • Crear el cronograma de proyecto, compartirlo y ocuparse de actualizarlo cuando se produzcan cambios.
  • Establecer los requisitos en materia presupuestaria y de recursos, un aspecto para el que resulta esencial un Máster en Gestión de Proyectos.
  • Monitorizar el progreso del proyecto y solucionar los conflictos que puedan surgir.
  • Ocuparse de las negociaciones que haya que llevar a cabo durante todo el ciclo de vida del proyecto.
  • Crear equipos de trabajo eficaces y garantizar su motivación.
  • Asegurar que se cuenta con los canales y medios necesarios para mantener una comunicación eficaz, también en proyectos globales.
  • Ejercer un liderazgo de calidad y tomar buenas decisiones, incluso en los momentos más delicados.

PMP is a registered mark of the Project Management Institute, Inc. 

Compartir este blog