Project Management

¿El Project Management tiene género?

En la era en que vivimos todavía existe un número significativamente menor de mujeres que de hombres en puestos de dirección, sobre todo en el área de gestión de proyectos. Esta circunstancia puede deberse a diversas razones, como la industria donde se concentran el mayor número de proyectos, construcción e ingeniería, campos históricamente dominados por los hombres. Sin duda, la participación de más mujeres en la gestión de proyectos resultaría muy beneficiosa, no sólo por el aporte de energía renovada que supondría, sino por algunas de las cualidades que ellas suelen presentar, que se encuentran entre las habilidades mejor valoradas para un jefe de proyecto.  

Habilidades femeninas para la Dirección de Proyectos

No hay ninguna prueba que sugiera que el género ayude a la hora de tomar mejores decisiones en un cargo como el de Director de Proyectos. Lo que sí influye es contar con el máximo posible de capacidades y habilidades necesarias para ser un buen Project Manager, independientemente de si se es hombre o mujer.

 

 

El equilibrio y el éxito profesional dependen de cualidades que, por lo general, se atribuyen al género femenino (no exclusivamente, pero sí extensivamente), al presentarse más habitualmente en mujeres que en hombres, de forma natural. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Comunicación interpersonal: se trata de una habilidad muy importante para los Directores de Proyectos y coincide con ser el punto fuerte de muchas mujeres, incluyendo todo lo relativo a la comunicación no verbal, cuyas señales son capaces de transmitir e interpretar con mayor eficacia que sus compañeros.
  • Trabajo en equipo: algunos estudios han concluido que las mujeres tienen un estilo de gestión más orientado al trabajo en equipo que los hombres. Esto se nota en un mayor respeto por las personas y por las tareas que llevan a cabo.
  • Empatía: la capacidad para detectar e interpretar las preocupaciones en los demás es una cualidad inherente a la mayoría de mujeres, lo que, cuando ocupan un puesto de Project Manager les permite maximizar su capacidad de poner orden en su área de gestión y mantener un control estricto en las actividades críticas y los momentos más importantes del ciclo de vida del proyecto.

 

Capacidades y salarios, de lo subjetivo a lo objetivo. Mujeres Project Manager

La mejor predisposición a la resolución de conflictos, la capacidad para tomar decisiones que afecten a otras personas, la construcción de relaciones sólidas con los clientes, el liderazgo cooperativo y el pensamiento integrador, son rasgos personales importantes para un jefe de proyecto exitoso. Si bien cada individuo es diferente y las personas presentan distintos niveles de habilidad en cuanto a cualquiera de estos atributos, parecen existir evidencias de que una de las causas podría ser el género. Sin embargo, ni todas las mujeres tienen las mismas capacidades, ni todos los hombres carecen de ellas. Hay que tratar de ser objetivos y evitar etiquetar o discriminar por razón de género, algo que, todavía sucede, tal y como ponen de manifiesto las desigualdades salariales que se aprecian en el sector, como confirma una encuesta realizada por el Project Management Institute (PMI), que publica que los hombres con la certificación Project Management Professional (PMP)® ganan de media 105.577 dólares, mientras que las mujeres con la certificación PMP se quedan en 95.349. Más que una cuestión de habilidades es una cuestión cultural que sólo se logrará solucionar con una incorporación más extensiva de las mujeres a este tipo de puestos.

PMP is a registered mark of the Project Management Institute, Inc. 

Compartir este blog