Tendencias & Innovación

La fuerza de los vínculos interpersonales en las Redes

blog

vinculos mapa

Todos queremos aprovechar el potencial de Facebook, Linkedin o Twitter para que mucha gente se entere quienes somos en nuestra vida profesional/laboral: qué hacemos, en qué nos especializamos o cuáles son nuestras fortalezas.  Así nos hacemos visibles para “empoderarnos” (políticos, ejecutivos, periodistas), para “incrementar nuestro prestigio” (líderes, artistas) o para que nos contraten o nos compren.  De eso se trata nuestro posicionamiento digital.

Y mientras que no nos preocupa quienes son los que “nos siguen” en las redes, cuando lo que está en juego es “la marca” (la organización) – cuántos más, mejor – nos sentimos inhibidos para conectarnos y relacionarnos con gente que no conocemos directamente, a través de nuestros perfiles profesionales.

Lo cierto es que, según la teoría desarrollada por el sociólogo económico Marcos Granovetter  “los vínculos más débiles o distantes” dentro de nuestras redes sociales , son los más propensos a difundir la información y las novedades que publicamos  y de quienes recibiremos  información (sobre trabajos, proyectos, novedades o contenidos interesantes) a la que no hubiéramos accedido si sólo nos contactamos con “nuestros  vínculos fuertes”.

Dice Granovetter: “cuantos menos contactos indirectos tenga alguien, más encerrado estará en su conocimiento del mundo, más allá de su propio círculo de amigos”.

Un estudio realizado sobre las conexiones en Facebook, muestra cómo funciona la teoría del sociólogo estadounidense: Se encontró que a pesar de que las personas son más propensas a consumir y compartir la información que proviene de los contactos cercanos con quienes se interactúa con frecuencia, la gran mayoría de la información proviene de los contactos que interactúan, entre sí, con poca frecuencia. Estos contactos distantes son también más propensos a compartir información novedosa.

weak ties

Cuando una persona interactúa con dos individuos con frecuencia, es probable que éstos también interactúen uno con el otro”. Pero esto termina funcionando como  una caja de resonancia entre “los vínculos fuertes” (strong ties) y reduce drásticamente el alcance que puede lograrse a través de los vínculos débiles (weak ties).

Como muestra la imagen de arriba, son los vínculos débiles, los que ayudan a propagar la información  abriendo el camino a la conexión con otros (desconocidos).

La influencia colectiva que ejercen los contactos indirectos es superior a la de nuestros lazos directos, sencillamente porque es mucho más numerosa.

En el estudio sobre Facebook se cita un ejemplo hipotético, pero que refleja lo que sucede en la realidad:

Supongamos que una persona tiene 100 contactos: 10 son vínculos fuertes, amigos, familia, colegas cercanos y el resto gente con la que tiene poca o débil relación.

Supongamos que el 50% de “los amigos” comparte algo que la persona publica, mientras que los “contactos débiles”, por ser menos propensos a compartir algo que no proviene de su círculo cercano, sólo participan en un 10%.

Si calculamos la cantidad de información difundida en cada caso, tenemos lo siguiente:

Contactos Fuertes (solamente):   10* 0,50 = 5

Contactos Débiles: 90* 0,10 = 9  (es mayor que 5)

Difusión por  Contactos Totales:   5 + 9 = 14

i2

Las personas son más propensas a compartir información de sus vínculos fuertes , pero debido a su abundancia, los lazos débiles son los principales responsables de la mayoría de la información difundida en Facebook y en el resto de las redes . La figura anterior ilustra cómo una mayoría de influencia (naranja) puede ser generada por vínculos débiles, incluso si los lazos fuertes son individualmente más influyentes.

En definitiva el uso eficiente de las redes sociales desde lo profesional, tiene que ver con “ganar visibilidad” (para lograr cualquiera de los objetivos planteados al comienzo) y esto se consigue en la medida en que se amplíe la red de contactos indirectos.

Escrito por: Genoveva Purita

Compartir este blog