Tendencias & Innovación

LAVAZZA NO QUIERE TOMAR CAFÉ EN MILÁN

blog

cafe2

Lavazza no quiere beber café en Milán. Quiere salir al exterior. La cotización de la empresa fundada en 1895 por la familia Lavazza no está determinada, tal como ha dicho Antonio Baravalle durante una conferencia de prensa en la cual el directivo ha desvelado la estrategia de la empresa turinesa para los próximos tres años.

La estrategia para el trienio 2013-2015 prevé focalizarse en el producto, trabajando el frente promocional y la ampliación de la gama. En esta óptima, la empresa dará especial importancia a la investigación y el desarrollo tanto del producto (el café) como del sistema de máquinas y cápsulas. El objetivo es el de liderar todas las facetas del mercado, ya sea para el producto base como para la alta gama.

Lavazza intenta también adentrarse en los mercados internacionales, dando prioridad al mercado y a los modelos de negocio. En este momento, los mercados clave son aquellos que muestran una fuerte capacidad de crecimiento tales como Alemania, Francia, Reino Unido o Estados Unidos. En estos mercados, Lavazza hará inversiones comerciales creando estructuras locales, como es el caso de la alianza con Green Mountain Coffee Roasters (Gmcr), la empresa norteamericana de Lavazza adquirió el 7,5% en agosto de 2010.

Actualmente, el 30% de la facturación de la empresa proviene del negocio de las cápsulas mientras que el resto proviene del negocio tradicional del café. Por otra parte, sólo el 60% de la facturación es negocio interno, ya que el 40% restante viene del exterior, principalmente de Francia y Alemania, seguido de Estados Unidos y Australia. Además, la empresa pretende hacer de los Estados Unidos el segundo mercado después de Italia.

Según Baravalle, tras la adquisición de Green Mountain Coffee Roasters todo parece que va según lo planeado, como demuestra el lanzamiento del nuevo sistema Keurig Rivo, presentado a inicios de noviembre en Nueva York. La máquina fabricada con Keurig, la división del sistema de cápsulas de Gmcr, supone una solución innovadora pensada especialmente para los amantes del café espresso en Norteamérica y supone la entrada de Gmcr en la categoría de las máquinas de café espresso, capuchinos y “macchiatos”.

Lanzada al mercado por Navidad en una cadena de grandes almacenes, la campaña se alarga hasta la primavera de 2013. En otros países, Lavazza se venderá mediante distribuidores externos, de los cuales el más importante es Australia, seguidos de otros países del centro y este de Europa y de la ribera mediterránea, sin olvidar a los países emergentes (BRIC).

Lavazza, que por el momento no tiene deudas y ha cerrado 2011 con un saldo positivo en caja de 173,5 millones de euros), prevé cerrar 2012 con un beneficio entre los 40 y los 50 millones de euros y con una facturación en crecimiento.

Esta situación ha sido posible por las políticas comerciales, que se han adecuado a la difícil situación coyuntural del mercado italiano, unidas a las acciones de racionalización y reorganización de la empresa en los últimos dieciocho meses, las cuales ya han empezado a surgir efecto. También ha contribuido la reducción del precio de la materia, retornando a niveles de 2010.

Para el próximo año parece que las perspectivas son buenas, con un constante cambio en la organización que permita enfatizar el objetivo de crecimiento sólido en el futuro.

Compartir este blog