Tendencias & Innovación

Intel y la tecnología del futuro

blog

Las previsiones de avance tecnológico son increíbles, comparable con las mejores películas de ciencia ficción. Las empresas de tecnología invierten miles de millones en inventos, de los cuales sólo un 1% de ellos ven la luz.

Intel y la tecnología del futuroUna de las propuestas más curiosas es la que propone Intel con el coche del futuro. La empresa destina más de mil investigadores a este proyecto con el que pretende que en poco más de diez años los vehículos se puedan conectar a Internet y vengan equipados de forma inteligente para interactuar más fácilmente con su entorno, siendo más parecidos a un ordenador que a lo que hoy conocemos. El coche del futuro, tecnología inteligentePara muestra, un botón: se está estudiando la posibilidad de que los faros de los vehículos no iluminen cuando llueve a fin de evitar reflejos y que se mejore la visibilidad del conductor. Para ello, se incorpora una cámara, un procesador y el software que predice la forma en que va a caer la lluvia para saber cómo evitar iluminarlo. La precisión actual es del 70%. Se espera que la precisión aumente, a base de investigación, a un 90%.

Otro campo de actuación es la seguridad en el hogar. Intel propone que las llaves abran las puertas con un gesto, o que podamos encender las luces o incluso la lavadora. Para ello, también se necesita una cámara integrada en el elemento que además incorpore una pantalla táctil que lea nuestras huellas dactilares.

Si nos centramos en el lugar de trabajo, se apuesta por el reconocimiento de voz, con el que poder chatear y transcribir la voz a un texto que se traduce simultáneamente, por lo que las videoconferencias con cualquier persona en cualquier lugar del mundo no se verán frenadas por ninguna barrera idiomática.

Robótica Intel

Y si queremos ir de compras, Intel propone un robot que es capaz de recorrer los pasillos del supermercado siempre que disponga de un mapa en las manos en la que le diga dónde están situados todos los productos. Y no sólo facilita al consumidor la compra, con el consiguiente ahorro de tiempo,  sino que al vendedor le permite conocer el estado del inventario en tiempo real.

Hay inventos que ya están en las puertas de su comercialización por su sencillez, como webs en tres dimensiones o la mejora de los avatares en los teléfonos móviles y mensajería instantánea.Y ahorrarnos el tiempo, las colas y las molestias de probarnos la ropa antes de comprarla gracias a un software que simula nuestra imagen como en un espejo permitiendo ver el efecto del modelo, la talla o el color.

A pesar de que los cambios que nos proponen son muy atractivos y facilitan el día a día, es cierto que hay cosas que no deben cambiar. Disfrutar de una copa de vino mirando al mar al atardecer tiene que ser hoy igual que hace cien años, y como quiero que siga siendo en el futuro.

Compartir este blog