Tendencias & Innovación

El mensaje de la publicidad

blog

colacao

Los anuncios publicitarios son un vehículo de comunicación entre el anunciante y el público consumidor, que van más allá de la mera promoción del producto y de la exhibición de sus características y ventajas; no basta con hacerlo atractivo y deseable para despertar el interés de los consumidores y su deseo de adquirirlo, sino que además ha de llevar un mensaje.

Observando la publicidad actual comprobamos que la tendencia, casi generalizada, es utilizar los anuncios comerciales para compartir una idea, una filosofía o incluso unos valores.

Ello supone un gran reto para la industria de la comunicación, que obliga a los creativos a desplegar una intensa actividad para concebir y desarrollar un anuncio, que muestre de forma atractiva al producto y que pueda llamar la atención del público; pero a su vez, también debe ser capaz de conectar o transmitir un mensaje. Todo esto lo debe hacer utilizando sólo unas cuantas palabras, imágenes o sonidos; que permitan mostrarlo en un breve espacio de tiempo, minutos o incluso segundos, cuando el anuncio se haya realizado en formato audiovisual.

Otro aspecto a considerar en la construcción de un anuncio publicitario, son las limitaciones que se imponen, ya que la libertad para anunciar productos o servicios se ha visto restringida para salvaguardar los intereses de los consumidores y usuarios, destinatarios directos de la publicidad.

Podemos citar como ejemplo, las que afectan a productos que pueden resultar nocivos para la salud o que puedan crear algún tipo de adicción en las personas, como el tabaco o el alcohol.  Recordemos que estos productos antaño se anunciaban exhaustivamente, pero en la actualidad su publicidad se ha restringido considerablemente. Lo mismo ocurre con los anuncios de productos que van dirigidos a los menores o la publicidad de los medicamentos, en ambos casos, se deben respetar determinadas normas o atender a su especial regulación. De esta forma se pretende conciliar el equilibrio entre los intereses de los anunciantes y la protección de los consumidores.

En este contexto, podríamos pensar que crear un anuncio publicitario es un gran desafío y que las limitaciones a las que ha de hacer frente terminarían por afectar o poner fin a esta actividad.

Sin embargo, lo que ocurre es justamente todo lo contrario. La creación publicitaria es ahora más intensa que nunca, porque los medios de difusión se han diversificado considerablemente debido al uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones, proporcionado a los anunciantes un enorme espacio en donde colocar sus anuncios. En la actualidad, además de los canales clásicos de difusión de la publicidad -televisión, prensa, revistas-, contamos con Internet, del cual destacamos su efecto viral, que permite a los destinatarios de la publicidad retransmitir los anuncios comerciales, ampliando así la difusión del mensaje del anunciante. De esta manera, resulta prácticamente imposible escapar o desconocer todo aquello que se anuncia y los mensajes que llevan implícitos.

Con estos apuntes me gustaría proponer una reflexión en torno al mensaje implícito en la publicidad de una conocida marca de ropa juvenil, que recientemente se difundió en distintos medios de comunicación, para promocionar sus productos en relación a la celebración del día de la madre.

http://www.youtube.com/watch?v=cYOAWXeH6QI

El anuncio en cuestión muestra a la protagonista, una chica joven probándose un vestido frente al espejo, y en un momento determinado desliza por debajo de la ropa una almohada, cuyo efecto produce que su vientre se abulte simulando el estado de gestación. Acto seguido, la joven mujer empieza a pinchar con un alfiler unos preservativos y se lee en grandes letras “feliz día de la madre” #túdecides.

El anuncio como era de esperar no resultó indiferente al público y provocó una fuerte reacción, gran polémica y respuestas de diversos colectivos, que obligaron al anunciante a explicar el mensaje de su publicidad, difundiendo éste en diversos medios de comunicación y que cito textualmente a continuación: Tú decides', es el grito de la mujer a la liberación personal, a perseguir sus objetivos y a coger las riendas de su vida.”

Sin lugar a dudas la literalidad del mensaje es noble, pero el lenguaje no verbal es confuso. Imaginemos la escena, el uso de preservativos previo a las relaciones sexuales tiene un claro mensaje: no quiero ser madre. Pero como se ha visto, en un momento anterior, de forma deliberada, sin conocimiento por la otra persona afectada, la chica  deshabilita la protección o efecto anticonceptivo, entonces ¿cuál es el mensaje? ¿Haz trampa para  alcanzar tu objetivo?

Si realmente “tu sueño” es la maternidad, no sería más sencillo dejar de lado los preservativos y no usarlos. Al menos en este caso el mensaje es bien claro.

 

Escrito por: Carmenchu Buganza
Aequitas Abogados Asociados

Compartir este blog