Tendencias & Innovación

Estrategia de marca: cuándo, por qué y cómo actualizarla

estrategia de marca

Cualquier momento puede ser bueno para actualizar la estrategia de marca. Es la base de los esfuerzos de marketing y, por eso, ponerla al día puede reportar importantes beneficios, que empiezan por evitar la pérdida de alineación con los intereses del público objetivo.

En el diseño de la estrategia de marca entran en juego diferentes elementos, y por eso nunca debería convertirse en un plan estático. En su lugar, merece la pena actualizarlo constantemente a la luz de las últimas acciones de la competencia o los nuevos objetivos del negocio.

Es importante que este plan ayude a la marca a evolucionar con el tiempo, ya que el panorama del marketing en línea se caracteriza por ser muy cambiante. Para hacerlo, la empresa deberá reevaluar constantemente sus objetivos cada año.

Es poco probable que la estrategia de marca que se definió al inicio de la actividad comercial, o coincidiendo con el lanzamiento de algún producto todavía sea aplicable, ya que es probable que el negocio haya crecido en tamaño e incluso tenga un enfoque diferente. Para seguir siendo relevante, es preciso adaptarse.

 

¿Cómo actualizar la estrategia de marca?

Una revisión de la estrategia de marca con una periodicidad anual es una decisión inteligente. Renovar el enfoque puede ser un proceso difícil, pero resulta increíblemente beneficioso a largo plazo.

Una vez que se haya decidido actualizar este plan, es hora de ponerse a trabajar. Los pasos más importantes que se deben tomar son los siguientes:

 

  1. Actualizar la estrategia para alinearse con los objetivos actuales. Como se mencionó anteriormente, casi todas las compañías experimentan cambios en su enfoque y objetivos a lo largo del tiempo. Después de identificar cuáles son esos cambios, puede comenzarse a actualizar la estrategia de marca en consecuencia. Para ello:
  • Primero, habrá que averiguar exactamente lo que se desea que logre la marca durante el próximo año. Los objetivos claros lo ayudan a establecer expectativas de desempeño medibles.
  • A partir de ahí, se puede comenzar a configurar la estrategia para que coincida con esos nuevos objetivos. Por ejemplo, si una de las metas es mejorar la presencia de la marca en línea, deberá resaltarse el marketing digital como una consideración particularmente importante.
  1. Actualizar los perfiles de buyer persona. Un buyer persona es una representación ficticia del cliente ideal. Por lo general, se basa en suposiciones bien informadas, contrastadas con datos recopilados de usuarios reales. Un perfil completo incluye información sobre el tipo de persona a la que se desea llegar, incluidas características como la edad, la ubicación, los pasatiempos, la ocupación y el nivel de ingresos. Ésta es una de las partes más importantes de cualquier estrategia de marca, ya que obtener una comprensión más profunda de los clientes potenciales es fundamental para impulsar el desarrollo de productos, las tasas de conversión y la retención de clientes. Lo más importante es no limitarse a definir un buyer persona para usarlo indefinidamente, sino poner al día esos perfiles, actualizándolos según sea necesario, al menos una vez al año (quizás más a menudo, si la empresa se ubica en un mercado que cambia rápidamente).
  1. Automatizar las campañas de marketing. La automatización se refiere al uso de software para llevar a cabo tareas simples y repetitivas. Muchas grandes empresas recurren a ella para gestionar tareas como la publicación en redes sociales y el marketing por correo electrónico, consiguiendo así liberar a los empleados de un tiempo que pueden dedicar a hacer crecer el negocio y comunicarse con los clientes. La implementación de la automatización en las campañas de marketing también puede hacerlas más efectivas. Con las herramientas adecuadas, puede enviarse mensajes dirigidos y personalizados que mejoren las tasas de conversión y otras métricas clave.

 

En un entorno digital en constante cambio, la estrategia de marca deberá evolucionar inevitablemente. Sin embargo, esto no tiene que entenderse como algo negativo sino como una oportunidad para asegurar que se sigue apuntando al mercado correcto y que se aumenta la efectividad de las campañas de marketing.