Tendencias & Innovación

Cuatro formas de atraer clientes sin poner en riesgo tu negocio

atraer clientes

Las empresas buscan cada vez nuevas formas de atraer clientes. Algunas lo hacen porque es una acción fundamental para su posicionamiento; otras porque sus planes comerciales así lo exigen; y otras tantas porque su objetivo de marketing es ampliar, en la medida de lo posible, su cuota de mercado.

Sin embargo, lo verdaderamente nuevo no es el hecho de que quieran aumentar sus nichos de negocio, sino más bien lo que están dispuestas a hacer para lograrlo. ¿Todo vale en esta tarea, incluso sacrificar la calidad del producto y el prestigio de la marca?

 

¿Todo vale a la hora de atraer clientes a tu negocio?

No, no todo vale a la hora de atraer clientes. Hay límites que deben quedar bien trazados para que una estrategia de estas características no acabe generando el efecto contrario: perjudicar la rentabilidad y la sostenibilidad del negocio. Cualquier error en este terreno puede salirnos caro.

Algunas empresas, por ejemplo, disminuyen los costes de producción en detrimento de la calidad de sus productos. Si bien es una estrategia que genera interés y atracción, a la larga puede provocar un rechazo generalizado de los consumidores.

Atraer clientes debe ser compatible con la calidad del producto y el buen servicio. La innovación, la creatividad y la respuesta a las exigencias del mercado deben ser las directrices que guíen cualquier acción en este sentido.

 

Atraer clientes a tu marca: cuatro formas de hacerlo

Existen muchas maneras de atraer clientes y difícilmente podrían incluirse todas en un mismo listado. Su efectividad dependerá de las características del producto y, claro, de las condiciones que exige el mercado. Veamos algunas de ellas:

1. Mejora la visibilidad de tu marca:

La visibilidad de un producto no lo es todo, pero sí que ayuda mucho a la hora de posicionar un producto. Siempre hay algo nuevo por hacer en este sentido. Cuanto más alcance tenga tu marca y más personas la reconozcan, mayores opciones de negocio tendrás a futuro.

2. Conecta con las emociones y sentimientos de tu público:

Muchas estrategias de marketing no funcionan sencillamente porque no llegan al público en la forma adecuada. No conectan con ellos; no les seducen. En esos casos, la solución pasa por volver al terreno de venta y conocer de cerca lo que necesitan y lo que opinan sobre la oferta. Sólo de esta manera podrás diseñar estrategias acordes con tus clientes potenciales.

3. Reinventa tu marca:

A veces, sin embargo, las estrategias simplemente se agotan. La reiteración o la irrupción de nuevos competidores en el mercado pueden influir para que esto sea así. Por tanto, no queda más alternativa que reinventar tu marca, bien sea desde el punto de vista conceptual o formal o de ambos. Una imagen renovada, una nueva presentación o una variación en el producto pueden ser estrategias eficaces cuando se trata de atraer clientes.

4. Establece alianzas estratégicas:

No todos los agentes que circulan en tu mercado son competidores. Hay otros que, incluso, pueden convertirse en tus mejores aliados si sabes negociar con ellos. Nos referimos a aquellos emprendedores que comparten tu mismo público pero que, en definitiva, no pelean por tus cuotas de mercado. ¿Qué tal si, por ejemplo, te apoyas en ellos para llegar a más sectores del escenario comercial?

 

No lo olvides: atraer clientes nunca puede estar por encima de tu prestigio comercial. Ambos elementos son caras de una misma moneda.