Tendencias & Innovación

La innovación es posible sin hacer I+D

blog

Para ser innovador no es necesario hacer I+D. Esta afirmación contrasta con una visión que se localiza especialmente en determinados ambientes académicos y también políticos en los que el mantra de la I+D ha generado una adoración continua ante el altar de la I+D, en el que se sacrifican ingentes recursos con la esperanza que los dioses sean generosos y concedan la gracia de que los resultados de las investigaciones generen las innovaciones que den lugar a beneficios y también a una mayor ocupación.

La mitificación que se ha hecho de la I+D tiene como uno de sus libros sagrados al Manual de Frascati que con el tiempo ha alcanzado una gran relevancia cuando se habla de I+D pero lo que a menudo se olvida es que su título es “Propuesta de Norma Práctica para Encuestas de Investigación y Desarrollo Experimental”, es decir, su objetivo principal es ser un soporte para la realización de encuestas. Su objetivo nunca fue definir políticas sino servir como manual para encuestadores, pero lo curioso (y según se mire incluso dramático) es que a partir de las definiciones de los diversos aspectos de la Investigación y del Desarrollo Aplicado se han sustentado muchas de las políticas de I+D en los diversos países que lo han utilizado como base intelectual.

Sin embargo en algunos ambientes académicos se han desarrollado líneas de investigación que se han movido hacia una visión de cuestionamiento de la obligación de hacer I+D para ser innovadores. Entre las diferentes publicaciones que se han realizado recientemente se ha publicado en la revista Research Policy el artículo “Inventing while you work: Knowledge, non-R&D learning and innovation” escrito por los investigadores You-Na Lee y John P. Walsh en el que entre las diversas conclusiones de su investigación considero relevantes las siguientes:

  • Son importantes las innovacionesque surgen dela experiencia yla resolución de problemasde los trabajadores (que no hacen I+D) en sus actividades de trabajo rutinarias.
  • Un 12% de las patentes tríadicas se generan por invenciones que no son I+D.
  • Las patentes no de I+D son comparables a las patentes de I+D tanto en términos de invenciones en producto (respecto de proceso) como de valor de la patente (citaciones, reivindicaciones y ratios de comercialización).
  • En cambio los inventores difieren en edad y educación, mientras que las patentes de no I+D las realizan personas de una cierta edad los inventores de I+D son más jóvenes y tienen habitualmente de doctorado.

Este articulo viene a complementar otras publicaciones anteriores como la la tesis de un investigador del Fraunhofer-Gesellschaft Institute publicada por la editorial alemana Springer con un significativo título “Innovation without R&D. Heterogeneous innovation patterns of non-R&D-performing firms in the German manufacturing industry” donde aportaba unas demoledoras conclusiones que cuestionaban las políticas públicas de fomento de la I+D como:

  • Las empresassoncapaces de lograrla innovacióny el éxito económicodedicando recursosa las actividades de innovación además de la dedicación a la I+D formal.
  • La ausencia de I+D no supone la ausencia de conocimiento para poder innovar.
  • En las empresas de fabricación en general las actividades que no son de I+D son cruciales para entender el proceso de innovación de cualquier firma.

En la misma tendencia a favor de la innovación sin I+D, se ubica otro documento del Fraunhofer titulado “Innovationen ohne Forschung und Entwicklung” en el que se exponen consideraciones como:

  • No existen diferencias significativas de resultado económico entre las empresas que hacen I+D y las que no.
  • Un 44% de las empresas manufactureras alemanas innovadoras no llevó a cabo actividades internas de I+D.

Como vemos para innovar no es necesario hacer I+D. Aunque de lo anterior no se debe interpretar que no debe hacerse I+D sino que las políticas públicas de apoyo a la innovación empresarial deberían fundamentarse en tener en cuenta esta realidad y no orientarse de forma mayoritaria a la I+D. Si bien es cierto que en el programa europeo Horizon 2020 existe una orientación hacia la innovación empresarial esta no se realiza de forma global por todas las administraciones dado que las políticas públicas en muchos casos aún mantienen una preponderancia hacia la I+D.

Hay que ser conscientes que la mayoría de empresas que son básicamente pymes tienden a invertir sus recursos en actividades con un retorno a corto o medio plazo, y la I+D es habitualmente una actividad de retorno a medio o largo plazo; lo que hace que sea una actividad realizada por grandes empresas o por pymes de unas determinadas características.

Como colofón considero interesante destacar como una institución de reconocido prestigio, que se dedica a actividades avanzadas de Investigación y Desarrollo, como el Fraunhofer-Gesellschaft Institute sea capaz de promover investigaciones que cuestionan las tesis mayoritarias; y en el fondo ello supone dar un mensaje a las pymes alemanas que pueden innovar sin hacer I+D con lo que consiguen crear una visión de que el paraíso de la innovación es alcanzable por cualquiera.

Escrito por Gian-Lluís Ribechini

 

Masters relacionados: Máster en Innovación y Emprendimiento

Compartir este blog