Project Management

Principales estándares de calidad establecidos por el PMI

blog

El PMI (siglas en inglés de Project Management Institute) es un organismo internacional dedicado a la certificación de proyectos en temas de gestión, dirección y desarrollo. Sus estándares y certificaciones se reconocen en 180 países y cuenta con cerca de 370.000 miembros alrededor del mundo. Su tarea es, en términos prácticos, la elaboración de un lenguaje común en el momento de la estructuración de proyectos, independiente de su naturaleza, objetivos, alcances y otros factores que condicionan su puesta en marcha. De hecho, su acción se focaliza en más de 30 sectores de la industria y el comercio, de los cuales cobran especial relevancia los del gobierno, la administración pública y, por supuesto, el de los negocios. En estos tres sectores se encuentra el grueso de miembros que han sido certificados por el PMI. ¿Cuáles son, sin embargo, los estándares para hacer efectiva dicha certificación? ¿En qué criterios se basa el PMI para emitir sus avales?

  1. Madurez para la dirección de proyectos:

Las empresas son más o menos maduras en función del nivel de aprendizaje que han sabido extraer de sus experiencias en desarrollo de proyectos. Si cada plan de empresa posee una base sólida de ejecución, quiere decir que existe una filosofía corporativa que ha sido incorporada a los fundamentos de las organizaciones.

  1. Dirección de programas:

Este estándar se mide en función del éxito de los proyectos y el sentido práctico de sus responsables para sacar el máximo provecho a los recursos disponibles. No siempre los mejores resultados los obtienen aquellos proyectos con mayores recursos.

  1. Dirección de riesgos de un proyecto:

Busca identificar y priorizar aquellas amenazas u obstáculos con los que podrían topar las empresas durante la ejecución de sus proyectos. Hecho esto, el siguiente paso es la búsqueda de soluciones para minimizar su impacto.

  1. Dirección del valor ganado:

Este estándar considera oportuno rescatar patrones del pasado para aplicarlos en un futuro inmediato. Básicamente, describe la situación actual de un proyecto y ayuda a focalizar el sitio al que se pretende dirigirlo.

  1. Configuración de un proyecto:

Habla de procesos, herramientas y métodos que los responsables de proyectos emplean a la hora de su ejecución. Pero no sólo eso: también centra la mirada en los elementos que lo componen y en los indicadores cuantitativos que lo sostienen.

  1. Programación del tiempo:

El tiempo es un elemento crucial para el éxito de los proyectos. Este estándar ayuda a la configuración de calendarios, líneas de plazos y otras herramientas cuyo objetivo es la optimización de los tiempos parciales y totales en función de las tareas previstas.

  1. Estimación de un proyecto:

Las empresas cumplen este estándar cuando su filosofía corporativa pone en marcha procesos de evaluación y análisis en las etapas previas de un proyecto. El lema central es uno solo: nada de improvisación y mucha disciplina en la estimación.

  1. Desarrollo de las competencias de dirección:

Directores o responsables, a su vez, deben desarrollar habilidades y talentos que garanticen la buena marcha de sus planes de empresa. Este estándar se refiere a todas aquellas competencias y actitudes propias de un buen líder.

 

Ebook GRATIS: Viabilidad de un proyecto

Compartir este blog

Posts Relacionados

La gestión de proyectos con la metodología PMI 

VER POST

Conoce la PMP y otras certificaciones del PMI 

VER POST

Beneficios de realizar un curso PMI 

VER POST