Project Management

¿A quiénes va dirigida la certificación CAPM?

De todas las certificaciones emitidas por el Project Manager Institute (PMI), institución de referencia en la gestión de proyectos, la del PMP y la del CAPM son las más prestigiosas y demandadas a nivel internacional por los profesionales del área. Sin embargo, muchos candidatos aún desconocen cuáles son las diferencias entre ellas y a qué públicos van dirigidas. Suele pensarse que optar a una u otra tiene los mismos beneficios, algo que no es del todo cierto.  

 

 

¿Cuál es la diferencia entre la certificación CAPM y la PMP?

La certificación PMP (Project Manager Profesional) está orientada a profesionales de la gestión de proyectos que hayan acumulado cierta experiencia en el área y un mínimo número de horas de formación en centros reconocidos por el PMI. En la actualidad, es la más demandada de toda la lista de certificaciones. Por su parte, el título CAPM (siglas en inglés de Certified Associate in Project Management) hace referencia a lo que en español se traduciría como Técnico Certificado en Dirección de Proyectos, es decir, una certificación en el mismo sentido de la PMP pero mucho más básica y con menos requisitos. Por ejemplo, para obtener la certificación CAPM no es necesario acreditar horas de experiencia en cualquiera de las áreas de la gestión de proyectos, como sí ocurre con la certificación PMP: 4.500 horas con título universitario y 7.500 horas sin título universitario. Para ser Técnico Certificado en Dirección de Proyectos, basta con aprobar un examen de certificación diseñado por el PMI. Tanto la experiencia laboral como la formación específica son opcionales, pues la CAPM ha sido diseñada como una credencial más que como un título de profesionales de alto mando.  

Certificación CAPM, ¿a quién va dirigida?

A esta altura del texto es lógico que te preguntes: ¿a quién va dirigida, entonces, la certificación CAPM? ¿Quiénes son los que optan a ella y qué beneficios supone para el recorrido profesional de cualquier candidato? Del mismo modo que el PMP, el título CAPM está basado en las prácticas de gestión empresarial recogidas en el PMBOK, que es el texto oficial del PMI en la materia. La idea es que cualquier persona interesada en desempeñarse en el área pueda avalar los conocimientos básicos para ello aunque carezca de experiencia. Es lógico, por tanto, que quienes más opten a este título sean los directores o gestores de proyectos que inician su trayectoria. Aunque no se cuente con un gran número de horas de trabajo, la certificación CAPM les ayuda a reforzar sus conocimientos y les da un valor añadido en el mercado laboral. Pese a que se avalan aptitudes básicas, puede ser una gran ventaja. Pero no sólo a ellos va dirigida esta titulación. Las dinámicas del mercado laboral son complejas y en muchas ocasiones los profesionales titulados y con amplia experiencia no pueden cumplir con los requisitos para recibir la certificación PMP. En esos casos, la CAPM es una alternativa inmediata para aquellos que, por la razón que sea, no logren acumular las 4.500 horas de experiencia laboral ni la formación exigida. Recordemos que, en este caso, sólo les basta con aprobar el examen dispuesto por el PMI para ser profesionales CAPM. También las empresas han encontrado en esta certificación una forma de acceder a profesionales de la gestión de nivel intermedio, evitando de este modo la contratación de personas tituladas con el PMP, quienes, por supuesto, constituirían un gasto más elevado dadas sus credenciales y su experiencia.

cta_project_managament_bofu__1___1454422943_95366

Compartir este blog

Posts Relacionados

Capturando el conocimiento en Project Management 

VER POST

10 aspectos esenciales en la gestión de contratos ... 

VER POST

3 libros a leer en 2015 sobre Agile Project Manage... 

VER POST