Project Management

Proyectos ecológicos, ¿en qué consisten?

Los proyectos ecológicos están relacionados con el uso de los recursos naturales. En su definición más clásica, son aquellos que están orientados al desarrollo de prácticas responsables con los entornos y el diseño de soluciones para la conservación y el buen uso de dichos recursos.  El proyecto ecológico actúa directamente sobre el entorno, que es su objeto de conservación, cuidado y preservación. Esto no quiere decir que se limite a realizar acciones como la recolección de basuras, el reciclaje, el ahorro de luz y energía o el consumo responsable de productos. También entran en esta categoría aquellas iniciativas que contemplan la construcción de edificios inteligentes, el ecoturismo o incluso el arte ecológico.  

 

Proyectos ecológicos: variedad y singularidad

Esto indica que la categoría de proyectos ecológicos es más amplia de lo que en un principio parece. El tópico del explorador o voluntario con una mochila en la espalda limpiando las playas no es del todo exacta. Un ejemplo de la variedad de este tipo de iniciativas lo encontramos en el trabajo del artista británico Jason deCaries Taylor, que a principios de este año sumergió unas estaturas de cemento con PH neutro en el mar de Lanzarote, en las Islas Canarias. La intención de Taylor no sólo es exhibir sus esculturas, sino contribuir a que las figuras, con el tiempo, se conviertan en hábitat de especias marinas. De hecho, en pocos meses algunas de ellas ya están cubiertas de coral y esponjas. También el ecoturismo, que en algunos casos incorpora actividades de gastronomía y consumo responsable de alimentos, es otra forma de poner el foco en los entornos y en las acciones para su cuidado.  

 

Principales características de un proyecto ecológico

Sin embargo, volvamos a lo genérico. Así como un proyecto industrial, de construcción, informático. químico o comunitario tiene unas características que lo definen, las del proyecto ecológico pueden plantearse de la siguiente forma:

  • Reconoce la elasticidad del medio natural. Es decir, sabe que todo medio puede ser intervenido por la acción del hombre. Sin embargo, cuida de que dicha intervención no sea perjudicial.

  • Busca reparar o restaurar los ecosistemas. La mayoría de los proyectos ecológicos se centran en la restauración de lugares, zonas o regiones que han sido afectadas por la acción del hombre o de la propia naturaleza.
  • Tienen una visión holista de la realidad. Para el director de un proyecto de este tipo, la premisa es una sola: “Todo está en todo”. Es decir, no se puede intervenir en un solo aspecto sin que esto tenga consecuencias sobre todo el entorno o sistema.
  • Reconoce la entropía como causa natural. Sin embargo, a la vez cuenta con la conciencia de que los ecosistemas y el medioambiente en general están predispuestos a la destrucción y al deterioro natural. El asunto pasa, pues, por retrasar cuanto más sea posible dicho proceso.
  • Contempla el medioambiente en un sentido amplio. Para un director de proyecto, el cuidado del medioambiente consiste no sólo en el reciclaje o el ahorro de los recursos. El medioambiente es todo: desde el árbol que se siembra hasta los efectos del consumo de sus frutos.

 

Ebook GRATIS: Green Project Management

Compartir este blog

Posts Relacionados

Tipos de proyectos y sus ciclos de vida 

VER POST

Cómo ejercer un control efectivo en proyectos eléc... 

VER POST

¿Usarás el Diagrama de Gantt en tu proyecto? 

VER POST