Project Management

Descubre el certificado ISO 9001 y sus futuros cambios

blog

La ISO (International Organization for Standardization) nació con el propósito de desarrollar normas de fabricación, comercio y comunicación a nivel internacional. Estas normas, de carácter voluntario, pretender estandarizar las formas de proceder delas diversas entidades y organismos, con independencia de su carácter y sector. Entre la gran diversidad de normas ISO publicadas, cabe destacar la norma ISO 9001, sobre Sistemas de Gestión de la Calidad, en la que se establecen los requerimientos necesarios por las empresas para acreditar la calidad de los procesos, de sus productor y servicios.

Esta normativa, junto al resto de normas que completan las Normas ISO 9000 de Sistemas de Gestión de la Calidad (ISO 9000, ISO 9001 e ISO 9004), nace en 1987 para dar respuesta a las demandas de los consumidores, que necesitaban garantizar una calidad mínima en los producto que adquirían. El certificado ISO 9001se ha ido consolidando con el tiempo y convertido en un referente internacional, que permite a las empresas diferenciarse de sus competidores por la calidad de sus productos o servicios. Desde su publicación hasta hoy, la norma ISO 9001 ha sufrido algunas modificaciones, a fin de adaptarse a los cambios y necesidades del momento.

La última reforma se realizó en el año 2008, cuando se introdujeron ligeros cambios en la norma, insuficientes para mucho. En la actualidad, la norma ISO 9001 se encuentra en la última fase de su modificación. El pasado mes de noviembre, fue aprobado el último borrador de la norma, que será aprobada en el 2015. Esta nueva reforma incorpora cambios sustanciales tanto en la estructura como en los contenidos de la norma.

Cambios en la nueva norma ISO 9001:2015

  • Cambios en la estructura de la norma. El primer cambio que se puede observar es en su estructura, que se adapta a la establecida en el Anexo SL, publicado en el año 2012. En este anexo se regula la nueva disposición que deben respetar las nuevas normas que se publiquen a partir de esta fecha. La nueva estructura se compone de 11 apartados, los cuatro primeros son informativos, donde se recogen los aspectos globales de la norma, los términos y conceptos; y los siete siguientes son los requerimientos establecidos.
  • Se incorporan nuevas clausulas. Para adaptarse a la nueva estructura, se añaden nuevos apartados, como el Contexto de la Organización, que se incorpora de manera explícita por primera vez.
  • Se modifican algunos de los requisitos establecidos. En esta nueva reforma, la “Responsabilidad de la Dirección” pasa a denominarse “Liderazgo”. Con este término, se pretende incidir en la necesidad de que los cargos directivos se involucren en los procesos, ejerciendo de líderes que guían, ayudan, orientan y motivan. También se modifica el apartado de “Realización de productos” que pasa a denominarse “Operaciones”, integrando al sector servicios.
  • Se hace mayor incidencia en el enfoque basado en procesos. Las anteriores normativas ya se basaban en este enfoque, sin embargo, este nuevo documento profundiza en este enfoque y establece algunas condiciones para adoptarlo.
  • La nueva norma hace referencia a la necesidad de gestionar los riesgos y las oportunidades, como requisito imprescindible para garantizar la calidad.
  • La mejora continua es otro de los nuevos requisitos que se establecen en la norma de 2015. El nuevo documento insiste en la idea de aprovechar las oportunidades de mejora por parte de las empresas.
  • Por último, se pueden observar importantes cambios en la forma de redactar el documento, que utiliza un lenguaje más claro y global.  La nueva norma sustituye términos como clientes por el de partes interesadas o “stakeholders”,  o documentos y registros por un término más genérico, como es el de información documentada.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Diferencias entre el PMBOK y la norma ISO 21500 

VER POST

ISO 21500: enfoque e inspiración 

VER POST

¿Qué hay que saber de la ISO 21500? 

VER POST