Project Management

Scrum: resumen de sus reglas básicas de ejecución

scrum resumen

A medida que Scrum ha ido ganando terreno en el campo empresarial, hemos podido conocer con mayor detalle las características de esta metodología, que en la actualidad es una de las más implementadas por compañías de todo tipo.

Nos ha quedado claro, por ejemplo, su enfoque basado en la división del trabajo en las llamadas iteraciones o etapas, de las cuales se obtienen resultados parciales hasta el momento de la entrega definitiva o el demo final.

También la interacción permanente que se presenta no sólo entre el Scrum Máster (jefe o líder de proyecto) y el Scrum Team (equipo de trabajo), sino también entre éstos y el Product Owner (destinatario o cliente).

 

Resumen de las reglas básicas de funcionamiento de Scrum

Sin embargo, en esta oportunidad te proponemos detenernos en las reglas básicas de funcionamiento de esta metodología, es decir, en aquellas directrices que nos señalan el camino para su adecuada implementación.

Independientemente del tipo de proyecto, del número de participantes o de los plazos de entrega de resultados, se trata de 5 reglas resumidas así:

  • Regla 1:

No habrá modificación en los plazos de entrega:

Los sprints o categorías de tareas no se modificarán nunca. Los plazos se mantienen tal como se pactó al inicio del proyecto, sin importar si las acciones se han llevado a cabo o si no. Cuando un sprint tiene, por ejemplo, un total de 4 acciones pero sólo 3 de ellas han sido completadas, el plazo no debe extenderse hasta que la actividad pendiente se lleve cabo; en cambio, pasarán al siguiente grupo de tareas o, en caso de que se revelen improductivas, serán eliminadas.

  • Regla 2:

Las acciones de cada sprint no serán modificadas:

Ahora bien, tampoco las tareas previstas en un sprint serán motivo de cambios. Se mantendrán tal como se fijaron en la fase de planificación. Esto ayudará a la hora de elaborar una valoración sobre la productividad del proceso en su conjunto; en cambio, si se modificaran, dicho indicador perderá fiabilidad.

  • Regla 3:

Un elemento, una prioridad:

El Product Backlog o lista de prioridades debe establecer de forma clara y concisa las tareas más importantes o con mayor incidencia en el conjunto del proyecto, así como aquellas de apoyo o secundarias. La máxima es una sola: por cada elemento debe existir una prioridad. No puede haber un mismo elemento con dos objetivos. Esto ayudará a la unificación del proceso y a la claridad en la ejecución de las tareas.

  • Regla 4:

De cada sprint debe surgir un resultado parcial:

Scrum funciona igual que el cine: cada plano es un resultado en sí mismo pero, a la vez, crea un sentido para el resto de la historia. Las iteraciones deben ser capaces de arrojar un resultado concreto, parcial y que forme parte de una cadena de valor más amplia que acaba con el producto final. Si una iteración no cumple esta condición, difícilmente puede ser considerada como tal y los responsables del proceso tendrán que replantear las etapas en las que ha sido dividido el trabajo.

  • Regla 5:

Las tareas sólo están listas cuando están listas:

En Scrum, las tareas sólo se darán por finalizadas cuando sus componentes hayan sido realizados plenamente. Esto implica labores complementarias de evaluación, monitorización y documentación.

 

Ebook GRATIS: Metodologías ágiles

Compartir este blog

Posts Relacionados

Las 11 trampas de la metodología Scrum 

VER POST

Haz que tu empresa sea más eficiente con Scrum 

VER POST

Los riesgos de la metodología Scrum 

VER POST