Project Management

¿Cuáles son las funciones básicas de un Project Manager?

Funciones básicas de un Project Manager

En la actualidad, pocas profesiones se muestran tan atractivas y rentables como la de Project Manager. Día tras día aumentan las ofertas de trabajo dirigidas a estos profesionales, al mismo tiempo que lo hacen los cursos, las escuelas y las academias que ofrecen programas académicos orientados a la formación de nuevos y mejores gestores de proyectos en el campo empresarial.

Sin embargo, esto no significa que sea una profesión nueva. Por el contrario, siempre ha estado presente; el asunto es que sólo ahora, con los cambios que el sector ha ido experimentando en los últimos años, ha adquirido mayor resonancia. La razón parece sencilla: así como han cambiado los modelos de gestión empresarial, las estructuras organizacionales, la dinámica de los procesos internos y la calidad de los productos o servicios, también los modelos directivos han tenido que adaptarse a los nuevos tiempos, donde priman la flexibilidad y la eficacia.  

 

El Project Manager y el cambio de paradigma

Parte de la importancia que ahora le concedemos al Project Manager se deriva de un cambio de concepción de sus funciones básicas. Si antes el director de un proyecto era aquella persona que se limitaba a impartir órdenes y a dejar todo en manos de su grupo de colaboradores, ahora se le adjudica un rol mucho más activo. De hecho, ya no es suficiente con que domine los conocimientos técnicos o específicos de su especialidad (ingeniería, arquitectura, tecnología, cultura, etc.), sino que también tiene que entrenarse en aspectos propios de la dirección.  

 

Funciones esenciales de un Project Manager

Para poder hablar de habilidades y facultades, antes es preciso definir cuáles son las funciones que debe asumir un profesional de estas características. Por supuesto, no existe una fórmula mágica en este sentido, máxime cuando cada disciplina requiere de unos talentos específicos. Aun así, algunas de esas funciones son:

1) Planificar, evaluar y controlar los recursos:

Es la función de principal de todo Project Manager. Tanto si pertenece a la empresa como si se trata de un asesor externo,  lo cierto es que la gestión debe responder a las necesidades y a la cultura de cada organización. El jefe de proyectos no debe pasar por alto los protocolos que ya existen ni ir en contra de los valores corporativos.

2) Estimar tiempos:

Un proyecto sin tiempos estimados no es más que un manual de buenas intenciones. Al Project Manager también le compete fijar los plazos de las tareas de manera realista, coherente y dejando siempre un margen de error.

3) Estudiar la viabilidad de los requerimientos del cliente:

El contacto con el cliente debe ser permanente, no sólo para realizar un seguimiento oportuno de las tareas, sino también para la implementación de soluciones. Cuando el cliente suministre instrucciones, el Project Manager debe evaluarlas y determinar si pueden ser llevadas a la práctica.

4) Definir el perfil de los miembros del equipo:

Si desea tener éxito en la ejecución del proyecto, el Project Manager debe conocer lo mejor posible a las personas que le rodean. Tiene dos opciones: o delegar tareas al azar o hacerlo ayudándose en la gestión del talento y la definición de perfiles profesionales. Queda claro con cuál de las dos obtendrá mejores resultados.

5) Colaborar con la unidad del negocio:

Finalmente, como parte de la empresa que representa, el Project Manager no puede olvidarse de que todo lo que haga forma parte de una cultura organizacional y que, por eso mismo, en cada fase del proyecto debe fomentar la coordinación, la colaboración y la unidad del negocio en su conjunto.

cta_project_managament_bofu__1___1454422943_95366

Compartir este blog

Posts Relacionados

Aspectos que debes saber sobre el Project Manageme... 

VER POST

Capturando el conocimiento en Project Management 

VER POST

Checklists project management: traspaso de proyecto 

VER POST