Project Management

Proyectos sociales: el cambio hecho realidad

Los proyectos sociales buscan cambiar el mundo a mejor. Eliminar desigualdades, buscar el equilibrio y mejorar las condiciones de vida de otros seres humanos. Es frecuente que este tipo de acciones impliquen otros ideales como:

  • La sostenibilidad: medio y fin en sí misma. La continuidad en el tiempo es un objetivo primordial y, como tal, debe ser considerado desde los primeros estadios de todos los proyectos sociales.
  • La participación: que implica el compromiso y mejora la efectividad del proyecto.
  • El respeto al medio ambiente: que es también el respeto a la sociedad, presente y futura, y que configura en gran medida la estrategia a seguir en cualquiera de estos proyectos, aunque no sean de corte ecológico.

 

Proyectos sociales: áreas de trabajo

Mejorar el desarrollo de países, regiones o áreas donde las desigualdades son evidentes es uno de los ámbitos en los que se ocupan la mayoría de proyectos sociales. La forma de abordar los desequilibrios para transformarlos en ventajas que promuevan unas condiciones de vida más justas puede tomar distintas perspectivas. Entre ellas destacan:

  • Las encaminadas a mejorar la explotación de los propios recursos naturales.
  • Ayuda a la industrialización de países con un predominio sectorial excesivamente primario.
  • Capacitación de las personas en cuanto a técnicas de trabajo.
  • Formación de microempresarios preparados para afrontar una estrategia de exportación.
  • Servicios de asesoría y consultoría.

Muchas veces, también es preciso intervenir en la organización. A esta meta se pueden dirigir los proyectos sociales que tengan la educación o la sanidad entre sus fines. Para trabajar hacia una disminución efectiva de las desigualdades se pueden llevar a cabo iniciativas como:

  • Proyectos sociales de escolarización.
  • Proyectos sociales de planificación familiar y educación sexual.
  • Proyectos sociales de prevención contra los abusos a la infancia.
  • Proyectos sociales de prevención de la violencia doméstica o de género.

También en el ámbito de los proyectos sociales se llevan a cabo acciones encaminadas a la mejora de la alimentación, la lucha contra la delincuencia juvenil, la prevención del consumo de drogas o la formación y capacitación ocupacional de la población más jóvenes o en edades con dificultades de inserción laboral.

Proyectos sociales: no tan distintos a otros proyectos

Pese a que el ánimo de lucro, principal motivación de otro tipo de iniciativas, no tiene cabida en los proyectos sociales por definición; ésta es, quizás, la única diferencia que exista con otro tipo de proyectos. Su definición, la formulación del alcance, la planificación, fases de ejecución, seguimiento y control y finalización, también aparecen en los proyectos sociales.

En éstos, es especialmente importante además:

  • Definir con claridad el fin y el propósito de la acción.
  • Concretar los medios de verificación necesarios, para justificar tal misión.
  • Expresar con precisión los medios que serán necesarios para su consecución.
  • Designar los roles y responsabilidades entre profesionales cualificados y con experiencia.
  • Establecer las medidas de control y seguimiento necesarias para garantizar una correcta y puntual evaluación del progreso de proyecto, incluyendo el establecimiento de indicadores.
  • Definir el marco lógico e institucional en que se desarrollará.

Cuando, al finalizar la acción el proyecto se entrega y se evalúan los resultados, si ha sido un éxito, el esfuerzo habrá merecido la pena, lo que significa que se habrá conseguido un cambio a mejor en alguna parte del mundo, donde se avanza hacia la igualdad y los desequilibrios se empiezan a desvanecer.

 

project_management_master

Compartir este blog

Posts Relacionados

Elaboración de proyectos sociales en 8 claves 

VER POST

Proyectos sociales ejemplos: los 5 que debes conocer 

VER POST

Evaluación de proyectos sociales: aprende a tomar ... 

VER POST