Project Management

Proyectos educativos: enfoques y algunos ejemplos

Un proyecto educativo es aquel que persigue objetivos de formación y aprendizaje en un contexto determinado. Como todo proyecto, surge del diagnóstico de una necesidad específica y, por lo general, está ligado al sistema educativo que opere en dicha zona, más allá de si es de carácter público o privado.

Sin embargo, la educación es un concepto que transciende las aulas y los programas de estudio. La formación y el aprendizaje también pueden encontrar aplicación en sectores como las finanzas, los derechos civiles, el medioambiente, entre otros. Una característica básica de los proyectos educativos es que están enfocados a generar un cambio en los entornos. La educación transforma y permite nuevas maneras de entender las relaciones y las dinámicas sociales. En función de lo anterior, cada proyecto educativo puede enfocarse en objetivos en sus propias prioridades. Los enfoques más conocidos son:

  • Proyectos educativos ejecutados en un centro o institución específicos.
  • Proyectos educativos relativos a un sistema educativo.
  • Proyectos educativos que se desarrollan fuera del sistema educativo.
  • Proyectos educativos de aprendizaje especializado.

 

Algunos ejemplos de proyectos educativos

Existen muchos tipos de proyectos educativos, algunos ejemplos son:

1) Reciclado de botellas para niños

El centro infantil Gabriela Mistral de La Rioja (provincia de Argentina) llevó a cabo un proyecto educativo para iniciar a los niños de 3 a 5 años en el reciclaje, el cual se centró en la reutilización de botellas plásticas. A través de métodos didácticos, los pequeños comprendieron la importancia de reutilizar estos objetos y, a la vez, se les motivaba para que crearan juguetes y otros elementos útiles a partir de las botellas. El proyecto se desarrolló durante tres semanas y fue liderado por las maestras del centro.

2) InfaTIC-TAC:

Se trata de un proyecto que busca fomentar la alfabetización tecnológica en alumnos, docentes y familias. Con el apoyo de la Comunidad de Madrid, los responsables de la iniciativa quieren vincular los contenidos curriculares oficiales al uso de dispositivos digitales como tabletas, iPads o teléfonos móviles. InfaTIC-TAC quiere aprovechar las herramientas que proporcionan estos dispositivos para que potencien los métodos de aprendizaje. No se trata de reemplazar las estrategias tradicionales educativas; por el contrario, es cuestión de complementarlas.

3) Educación cívica en las aulas:

El Gobierno de Chile ha desarrollado un proyecto para que la Educación Cívica vuelva a ser parte del programa de estudios del sistema público en el año 2016. La iniciativa, que está dirigida a tanto a alumnos de primaria como de secundaria, contempla la inclusión de una asignatura como tal y la realización de talleres y actividades extracurriculares. El plan hará efectiva la contratación de nuevos docentes con la cualificación necesaria para impartir los contenidos de Educación Cívica.

4) Impresoras en 3D:

El ingeniero Mathhew Rogge y la ONG Techfortrade han  ideado una particular manera para aprovechar la chatarra tecnológica y construir con ella impresoras en 3D. Países como Kenia, Tanzania y México ya han acogido la iniciativa. El objetivo central es que los profesionales autóctonos elaboren sus propias máquinas y ganen en independencia. Aparte, el proyecto aspira a convertirse en una solución sostenible para la gestión de los residuos tecnológicos, uno de los principales problemas que amenazan los ecosistemas en algunas zonas del mundo, como por ejemplo África y Asia.

project_management_master

Compartir este blog

Posts Relacionados

Cómo diseñar proyectos educativos innovadores 

VER POST

Máster en Project Management: encuentra tu Registe... 

VER POST

5 elementos básicos de los proyectos innovadores 

VER POST