Project Management

Cómo hacer el estudio económico de un proyecto social

Cómo hacer el estudio económico de un proyecto social

Junto con el caso de negocio, el estudio económico de un proyecto social es uno de los documentos que determinarán su viabilidad en términos de financiación. De la precisión, profesionalidad y transparencia con que se elabore este análisis dependerá el lograr la confianza de los donantes, por lo que resulta imprescindible para definir el nivel de consistencia de la iniciativa. 

A la vista del estudio económico de un proyecto social es posible medir el verdadero impacto en la sociedad a la que se destina la acción que justifica la iniciativa, así como evaluar la eficiencia en el aprovechamiento de los recursos. Pese a que para muchos pueden resultar conceptos similares, análisis financiero y estudio económico de un proyecto no son lo mismo. Aplicado a una iniciativa de acción social, el primero no tendría sentido, puesto que se centra en la rentabilidad en términos de beneficios privados. Por el contrario, el segundo se ocupa de determinar la viabilidad y la justificación de los costes en cuanto a los recursos y medios que será preciso adquirir. Métodos para la realización del estudio económico de un proyecto social Uno de los principales beneficios que se derivan del éxito a la finalización de una iniciativa social es el bienestar en la sociedad o un segmento de ella. Mejoras en infraestructura, en educación, en salud, en cultura, lucha contra la discriminación, contra las desigualdades... el resultado del proyecto es un cambio a mejor en la vida de las personas. Por esta razón, dado el propósito subyacente en cada iniciativa de este tipo, la entrega no se asocia a la generación de beneficios económicos o monetarios, que podrían fácilmente medirse en términos de rentabilidad; sino que el reto del estudio económico de un proyectos social radica, precisamente, en saber evaluar el nivel de bienestar alcanzado por la sociedad en comparación con el que tenía antes de iniciarse el proyecto. Como, dada la subjetividad de la empresa, serían necesarios muchos recursos y bastante tiempo para poder llevar a cabo un análisis de este tipo, se precisa recurrir a otro tipo de métodos. Entre los métodos más habitualmente empleados para la llevar a cabo el estudio económico de un proyecto social se encuentran los siguientes:

  1. Análisis de minimización de costes: que permite comparar la opción que conlleva un nivel de coste inferior entre diferentes alternativas similares o capaces de producir resultados equiparables.
  2. Análisis de efectividad alcanzada: esta modalidad analítica se emplea en los casos en que los entregables son equivalentes excepto en términos de cuantificación, que es cuando las distintas magnitudes de las alternativas permiten discernir cuál resulta más eficaz en cuanto a nivel de bienestar producido.
  3. Análisis coste - utilidad: en el estudio económico de un proyecto social, la utilidad se mediría en términos de bienestar, aceptación y satisfacción por parte de la comunidad destinataria del trabajo llevado a cabo en el ámbito de la iniciativa social.
  4. Análisis de beneficios: los resultados tras la entrega del proyecto se deben traducir a valores monetarios para poder calcular los beneficios producidos. El resultado será favorable cuando éstos sean superiores a los costes marginales.

cta_project_managament_bofu__1___1454422943_95366

Compartir este blog

Posts Relacionados

Elementos claves en el estudio económico de un pro... 

VER POST

Consejos imprescindibles para controlar los costes... 

VER POST

Cálculo de costes de un proyecto 

VER POST