Project Management

¿Qué rasgos distintivos tienen los proyectos tecnológicos?

Tal como hemos expuesto en otros post, los proyectos tecnológicos son aquellos que buscan cubrir una necesidad empleando elementos proporcionados por la tecnología y sus múltiples herramientas. Surgen de un estudio razonado y minucioso de un aspecto de la realidad que requiere ser modificado o ante el cual es preciso diseñar una solución innovadora. De ahí que los proyectos tecnológicos se asocien generalmente al área del I+D. No sólo se trata, por tanto, de proyectos en los que se diseñan grandes máquinas o en los que los inventos son el vehículo de transformación. Tecnología, recordemos, es algo que va mucho más allá de lo propiamente técnico: también engloba los conocimientos, recursos y procedimientos de un área o campo. El proyecto tecnológico pone todo aquello al servicio de una necesidad y es desarrollado con el objetivo de optimizar o mejorar la situación inicial.  

Proyectos tecnológicos, ¿cómo distinguirlos?

Sin embargo, existe cierta tendencia a asociar los proyectos tecnológicos al área digital o de las nuevas tecnologías. Se cree erróneamente que lo tecnológico es sólo lo nuevo, lo más actual, y que únicamente lo que tenga cierta vigencia merece ser llamado como tal. Es verdad que la tecnología se renueva constantemente y que quizá por ello se nos haya enraizado esa idea de que sólo lo actual es tecnológico. En realidad, esa es apenas una parte de la tecnología, pues a ella pertenecen tanto los últimos descubrimientos como los que se realizaron hace 20 ó 30 años. O dicho de otra manera, basta con emplear la técnica (conocimientos y recursos) en la satisfacción de una necesidad para hablar de un proyecto tecnológico. Veamos otros de los rasgos que distinguen a estos proyectos:

  1. Las actividades que los componen suponen investigación, desarrollo, innovación y uso y explotación de nuevas tecnologías.
  2. Los conocimientos se orientan a la elaboración y diseño de productos o de técnicas que satisfagan una necesidad.
  3. Presentan un algo grado de incertidumbre: los resultados no siempre son los esperados; un buen número de hipótesis son desmontadas.
  4. Suponen la interacción de equipos de trabajo, con múltiples roles y dinámicas en su seno.
  5. El liderazgo del proyecto cambia de mano según las distintas etapas o las necesidades del contexto.
  6. La multidisciplinariedad es uno de sus principios elementales. Todos los involucrados desempeñan roles distintos.
  7. La mayoría de los proyectos tecnológicos surgen de la competitividad de las organizaciones y de su intento por marcar la diferencia en los contextos en los que operan. El objetivo es la innovación.

 

Otras motivaciones para el desarrollo de proyectos tecnológicos

Además de la satisfacción de necesidades concretas, algo que está ligado al campo de la ciencia y la innovación, las empresas también ponen en marcha proyectos de este tipo motivadas por otros factores. He aquí unos cuantos:

  • Mantenerse en el mercado: supervivencia con innovación.
  • Diversificación: invertir en nuevos sectores o terrenos. Cada inversión puede ser, a medio o largo plazo, una nueva oportunidad de negocio y una alternativa para diversificar los activos de cada compañía.
  • Cumplir con requisitos: los gobiernos, las instituciones y las sociedades son los principales agentes de control de una empresa. Los proyectos tecnológicos a veces sirven para cumplir con ciertas condiciones.
  • Remedir la escasez de recursos: las empresas que sufren con la caída de productos encuentran en la innovación tecnológica formas de autoabastecerse.

 

Ebook GRATIS: Proyectos de cambio e innovación

Compartir este blog

Posts Relacionados

El papel estratégico del Director de Proyecto en l... 

VER POST

Ventajas de realizar el examen Project Management ... 

VER POST

Elementos para determinar la viabilidad de un proy... 

VER POST