Project Management

¿Cómo identificar un proceso de innovación incremental?

innovacion incremental

Al margen de su tamaño y su naturaleza, las empresas tienen dos alternativas cuando deciden iniciar procesos de innovación : por un lado, crear un producto que rompa con los esquemas del mercado y genere nuevas dinámicas; por otro, incrementar el valor de un producto que ya exista en dicho mercado.

Estos dos tipos de procesos son los que se conocen como innovación disruptiva e innovación incremental, respectivamente.

La innovación, recordemos, es un proceso que va más allá de la generación de ideas o propuestas nuevas. Enfocada al sector empresarial, es una práctica que además debe contemplar la integración de dicha idea en un mercado específico.

 

Elementos esenciales de la innovación incremental

Sin embargo, en algunas áreas los límites entre uno y otro modelo de innovación siguen siendo difusos. ¿Cómo diferenciar un proceso incremental? ¿Qué elementos le hacen distanciarse del modelo disruptivo? Repasemos los 4 más importantes:

  • Añade valor a un producto que ya existe:

Lo básico del modelo incremental es que no elabora productos nuevos, sino que se implica en la mejora o el aumento de la eficacia de otros que ya existen y circulan en los mercados. El valor radica en las modificaciones implementadas.

  • Propone mejoras o cambios progresivos:

A diferencia de la innovación disruptiva, el modelo incremental genera cambios que no alteran las dinámicas del mercado en general, sino las de un producto o servicio en concreto. En muchos casos son pequeñas soluciones, modificaciones o ajustes.

  • Busca satisfacer objetivos específicos o puntuales:

Por lo general, se recurre a la innovación incremental cuando existen necesidades concretas que, sin embargo, no tienen el peso suficiente como para replantear la existencia de un producto o servicio. La opción, entonces, es añadirle valor. Por ejemplo, se puede mejorar su imagen o apariencia, incrementar sus funcionalidades u otorgarle nuevos beneficios.

  • Supone la evolución constante del producto:

Los productos que obedecen a procesos de innovación disruptiva registran picos altísimos en sus primeras fases y luego un progresivo descenso. Por el contrario, la innovación incremental se basa en la mejora continua del producto; siempre se está ascendiendo en busca del perfeccionamiento y de la satisfacción de las necesidades de los consumidores. Es un proceso que no se detiene.

 

¿Qué riesgos supone apostar por la innovación incremental?

Eso sí, antes de elegir el modelo incremental para tu empresa, debes tener en cuenta una serie de recomendaciones al respecto:

  • Es útil cuando la empresa tiene una marca consolidada. Es decir, que por más cambios que se añadan al producto, los consumidores no cambiarán de compañía. De lo contrario, los cambios pasarán desapercibidos y la inversión realizada no arrojará beneficios.
  • No se recomienda en escenarios donde las empresas rivales apuesten constantemente por procesos de innovación disruptiva. Esto lo podemos ver con claridad en el sector de las nuevas tecnologías, donde muchas startup lanzan productos al mercado con la idea de producir cambios estructurales. En ese caso, el modelo incremental es incompatible con el mercado.
  • Haz los cambios incrementales siempre en función de lo que te digan los clientes o consumidores. No los implementes porque sí. Recuerda que el objetivo es satisfacer sus necesidades.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Por qué adoptar una estrategia de desarrollo incre... 

VER POST

Innovación disruptiva en el Mundo Digital 

VER POST

5 elementos básicos de los proyectos innovadores 

VER POST