Project Management

Recursos para prepara tu examen PMP

En otros post hemos hablado de la importancia y los beneficios que supone obtener la certificación PMP (Project Manager Professional). Se trata, sin duda, de un certificado que abre innumerables opciones profesionales y laborales, independiente del campo en el que cada persona se haya especializado.

El proceso para su obtención no es fácil. El PMI, institución que otorga este título, tiene como principios la calidad académica de los aspirantes y su buen desempeño en lo que respecta a la experiencia y la práctica. De ahí la alta exigencia. Sin embargo, si existe un paso decisivo en este proceso, es el que tiene que ver con la realización del examen PMP, la prueba que acredita si los aspirantes reúnen todas las habilidades, destrezas y conocimientos requeridos para convertirse en directores de proyectos que sigan la línea del Project Manager Institute.

 

¿Cómo preparar el PMP? ¿Qué recursos tengo a mano?

El examen PMP es la culminación de un proceso formativo que a muchos candidatos les ha supuesto meses o incluso años de intenso aprendizaje. Para acceder a la prueba, antes han tenido que superar unos requisitos de estudios especializados y reunir un mínimo de horas de experiencia en el campo directivo. Nadie mejor que cada candidato para saber cuáles son sus puntos fuertes y débiles de cara a la prueba. Cada uno se prepara a su manera y busca suplir esos vacíos que, por alguna razón, no han sido cubiertos. En la medida en que la prueba PMP gana protagonismo a nivel internacional, también proliferan nuevos recursos de entrenamiento. A las herramientas tradicionales se han sumado en los últimos años elementos de carácter digital que ayudan a entrenarse para el examen. Hagamos un repaso por algunos de ellos:  

a) Test de prueba:

En Internet puedes conseguir algunos modelos de exámenes preparatorios. Basta con descargarlos o acceder a ellos tras realizar el registro correspondiente en la web. Las preguntas de estos test no son exactamente las que aparecen en el examen PMP, pero sí que sirven de referencia para familiarizarse con la prueba.

b) Libros:

La literatura sobre la certificación Project Manager Institute es cada vez más variada. En los últimos años, académicos y expertos en esta materia han dado el salto hacia la publicación de textos que contienen consejos, recomendaciones y cuestionarios para realizar un buen entrenamiento. A principios de 2015, por ejemplo, se publicó un texto dirigido exclusivamente a profesionales de la dirección de proyectos en América Latina, dado que casi no existen versiones en español del PMBOK.

c) Guía PMBOK:

No obstante, si de literatura especializada se trata, no existe mejor opción que la del PMBOK, la guía oficial sobre la certificación del PMP. Este texto no sólo da pistas sobre el certificado en sí mismo, sino que además desglosa todo el contenido que aparecerá en el examen. Alguien que aspire a certificarse no puede dejar de consultarlo.

d) Cursos de preparación:

Quizá se trata del recurso más extendido. Cada convocatoria, un buen número de candidatos opta por matricularse en un curso de preparación impartido por escuelas, instituciones y centros de formación, algunos de los cuales están avalados por el PMI. En ellos, los candidatos estudian módulos en los que repasan los conceptos básicos del examen y se someten a evaluaciones periódicas. Casi todos los cursos están compuestos de una metodología grupal y de tutorías individuales.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Cambios en el examen PMP 

VER POST

Cinco cosas que no puedes olvidar sobre la certifi... 

VER POST

Certificación PMP: ¿puedes ser el elegido? 

VER POST