Project Management

Los riesgos del PMP examen

Los riesgos del PMP examen

¿Cuáles son los riesgos que hay que evitar en la preparación al PMP examen? ¿Cómo superar todos los desafíos que pueden plantearse para obtener la anhelada certificación? ¿Qué hay que saber para poder responder ante cualquier situación adversa? Los meses previos al PMP examen son una pequeña representación delo que será la vida futura como director de proyecto. Al fin y al cabo, esta etapa de preparación es un proyecto en sí misma del que el único gerente es el propio candidato.

Como project manager de esta etapa hacia un futuro profesional brillante hay que saber poner en práctica algunas de las habilidades inherentes a todo líder: capacidad de comunicación, habilidades de planificación y organización, proactividad, resolución de conflictos... ¿Estás preparado para demostrarte que puedes hacerlo?

 

Los principales riesgos del PMP examen durante la etapa de preparación

Entre los riesgos del PMP examen a evitar se encuentran los siguientes:

  1. Falta de tiempo: la falta de tiempo es el peor de los riesgos a evitar en lo que respecta al PMP examen. Esta carencia puede deberse a distintos motivos:
  • Mala planificación del tiempo disponible: si no se conoce el rendimiento individual en el estudio, o si se subestima la dificultad de los materiales a trabajar, es posible que se yerre en el cálculo del total de horas que se precisan para poder estar seguro de que se está listo para superar el PMP examen.
  • Fijación de la fecha del PMP examen sin hacer un cálculo del tiempo necesario para la preparación: a no ser que la determinación de la fecha de examen se concrete para un futuro a medio - largo plazo, el fijarla sin haber calculado antes un tiempo de preparación suficiente es una mala decisión. Si no se sabe cómo concretar en horas esta recta final previa a la prueba, calcular un mínimo de tres meses, para un estudio de dos horas al día.
  • Interrupciones constantes y situaciones imprevistas que minan las horas programadas para el estudio: una enfermedad, la continua distracción de familiares y/o amigos, un viaje de trabajo no previsto... si el cálculo del tiempo necesario para la preparación al PMP examen se ha ajustado demasiado, la confluencia de alguno de estos factores puede ser fatal.  

Cuando se suman los retrasos en el planning de estudio, al final, no quedan opciones, la mente humana tiene un límite y el candidato puede encontrarse con que se enfrenta a tener que memorizar 40 o más páginas del PMBOK por día.

 

  1. Falta de calidad en el estudio: la pérdida de los hábitos de estudio, el estrés laboral, falta de sueño u otras preocupaciones pueden afectar a la concentración de los candidatos en su preparación al PMP examen.

Cuando esto sucede, pese al esfuerzo de no faltar a la cita diaria con el PMBOK y otros libros de apoyo, el resultado no es el esperado, bien no se recuerda todo lo que se estudia, bien aparecen fallos persistentes o lagunas a la hora de responder a las preguntas de los tests de prueba. Para evitar este riesgo, las mejores medidas a tomar son:

  • Procurarse un buen lugar de estudio y hablar con los más cercanos para evitar que interrumpan las horas dedicadas a la preparación de la prueba.
  • Aplicar técnicas de estudio que mejoren el rendimiento. - Intentar afrontar las jornadas de preparación con el sosiego y descanso necesarios, tratando de desconectar de otras cuestiones que puedan hacer perder el foco.

 

  1. Falta de información: uno de los riesgos más temidos por los candidatos a Directores de Proyecto profesionales es éste. ¿Qué sucede si no es suficiente? ¿Cómo saber cuántas veces he de leer el PMBOK? ¿Cuántos libros de apoyo debo utilizar? Para saber que se cuenta con el nivel de información de calidad necesaria y que se obtiene el conocimiento preciso para superar el PMP examen la mejor recomendación es:
  • Leer el PMBOK al menos dos veces, mucho mejor si se aborda también una tercera.
  • Escoger dos libros de apoyo a la preparación de la prueba (hay muchos en el mercado, como el de Mulcahy o el de Heldman) y repasarlos a la vez que se estudia la Guía del PMI.
  • No dejar de someterse a test similares al del PMP examen de forma regular, para verificar que se están aprendiendo todos los conceptos que se requerirá dominar el día de la prueba.  

Compartir este blog

Posts Relacionados

Cambios en el examen PMP 

VER POST

Certificado PMP: requisitos formativos 

VER POST

Cómo preparar tu examen PMP 

VER POST