Project Management

El examen PMP: cómo aprobarlo en el primer intento

Los futuros Directores de Proyectos Profesionales se preguntan acerca del examen PMP, cómo aprobarlo en el primer intento. Lo cierto es que la fórmula es sencilla y pasa por comprender los procesos del PMI, su secuencia y lo que cada se consigue con cada una de las herramientas y técnicas a disposición de un Project Manager.  No obstante, en la práctica, las circunstancias que rodean a cada candidato complican la ecuación. Muchos piensan  en el examen PMP, cómo aprobarlo en el primer intento, y se ven lejos de conseguir sus objetivos por motivos como:

  • La complejidad del temario
  • El volumen de contenidos a estudiar.
  • La escasa disponibilidad de tiempo de calidad para dedicarse a la preparación de la prueba.
  • El reducido plazo de tiempo que resta hasta la fecha del examen.

El examen PMP, cómo aprobarlo en el primer intento sin caer en los errores más frecuentes Los candidatos que aspiran a hacerse con esta certificación a la primera han de tener claros dos aspectos:

  1. En relación al examen: durante las cuatro horas que dura la prueba es necesario olvidarse de cómo se gestionan los proyectos en el trabajo, así como de la metodología de proyectos de la empresa.
  2. Para la fase de preparación: hay que aprender el enfoque PMI para la gestión de proyectos. Eso incluye, por una parte, la secuencia en la que el director del proyecto utiliza los procesos de gestión de proyectos y, por otra, la comprensión de las herramientas y técnicas lo suficientemente buena como para saber escoger cuál es la mejor técnica a aplicar en cada situación.

Centrarse en el enfoque de gestión del PMI y conocer, no sólo las definiciones de todas las herramientas y técnicas, sino cuándo usarlas y para qué son los mejores consejos para el examen PMP y cómo aprobarlo en el primer intento. Queda claro, por tanto, que, más que una tarea de memorización, se requiere un esfuerzo de aprendizaje, que es muy diferente. Y, para garantizar el éxito en la prueba, hay que tener presente que: A/ Los materiales de estudio se deben adaptar al ritmo, estilo de estudio y disponibilidad de cada candidato: diagramas de flujo, videos, libros, guías... hay que saber elegir lo que más conviene a cada uno pero, siempre, complementándolo con la realización de pruebas de examen que ayuden a evaluar el nivel de conocimiento adquirido en cada paso. B/ No hay que memorizar un listado de conceptos: lo que busca el PMI es que los futuros PMP sean capaces de asimilar una forma de actuar, un modelo de gestión determinado. Y ésta es una de las claves del examen PMP, cómo aprobarlo en el primer intento. Hay que abordar el material de una manera que sea relevante a la propia experiencia, mediante el estudio de la información sobre cada aspecto, cada herramienta y cada técnica en el contexto de un proyecto real. Así es como se reconoce la diferencia entre la forma de gestionar en el día a día y la que propone el PMI. De este forma, al ver cómo se aplican los procesos, herramientas y técnicas de gestión de proyectos en diferentes situaciones se puede llegar a entender el material lo suficientemente bien como para aplicarlo a las preguntas del examen de PMP en una amplia variedad de contextos.  

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

Certificación PMP: ¿puedes ser el elegido? 

VER POST

Algunas razones para obtener el certificado PMP 

VER POST

Cinco cosas que no puedes olvidar sobre la certifi... 

VER POST