Project Management

¿Cómo son las preguntas del examen para obtener el certificado PMP?

El examen previo a la certificación PMP es la prueba más importante a la que deban someterse los candidatos que aspiren a obtener el certificado de Project Manager Profesional, el más prestigioso del gremio a nivel internacional.

En otros post hemos hablado de los beneficios que supone preparase para el examen PMP. Ahora nos proponemos abordar un asunto sobre el que vale la pena poner el foco de atención: las características de las preguntas de la prueba, y algunos consejos para responderlas dentro de los plazos establecidos. 

 

¿Qué sabemos de las preguntas del examen PMP?

El examen de la certificación PMP está compuesto por un total de 200 preguntas, las cuales se deben responder en un plazo máximo de 4 horas. Sin embargo, de ellas sólo 175 cuentan para la puntuación total; las otras 25, no. Lo primero que se debe decir sobre las preguntas de la prueba es que están divididas en bloques temáticos relacionados con la gestión de proyectos. Se trata de cinco bloques, cuyo porcentaje de preguntas se distribuye así:

  • Proceso de iniciación: 13%.
  • Proceso de planificación: 24%
  • Proceso de ejecución: 30%
  • Proceso de seguimiento y control: 25%
  • Proceso de cierre: 8%

Estas categorías son, a su vez, las que el PMI define como las fases esenciales de todos los proyectos. De hecho, a la hora de certificar la experiencia de los candidatos, exige que ésta se haya centrado en cualquiera de los cinco enfoques.  

 

Otras características de las preguntas del examen

Para hacernos una idea más exacta de la naturaleza de la prueba de certificación PMP, repasemos otros aspectos de las preguntas:

  • Son de opción múltiples con única respuesta. Cada pregunta cuenta con un enunciado o introducción. En éste se desarrolla el tema de la pregunta y, si es el caso, se describe la situación que lo ilustra. Los candidatos tienen cuatro opciones, de las cuales sólo una es correcta.
  • Se pueden contestar en inglés o en castellano. Sin embargo, para hacer una lectura más ágil, lo más recomendable es el español. Aun si uno tiene un buen nivel de inglés, perderá tiempo valioso traduciendo términos del inglés al español. ¡Y cada segundo vale oro!
  • No están ordenadas de las más fáciles a las más difíciles. Se alternan a lo largo de toda la prueba. Esto quiere decir que debemos estar atentos en todo momento para no cometer fallos por un exceso de confianza.
  • Un consejo bastante útil es realizar una primera revisión y contestar sólo aquellas de las que estemos completamente seguros. Las que presenten alguna dificultad, podrán esperar a una segunda lectura. Empeñarnos en resolver las que no sepamos puede significar entre 4-5 minutos por cada pregunta, tiempo que más adelante echaremos en falta.
  • El contenido de las preguntas del examen se encuentra en el PMBOK del Project Manager Institute, libro de obligatoria lectura para los candidatos. Sin embargo, es un error pensar que las preguntas que allí figuran son las mismas que las de la prueba. Sólo guardan relación en lo que al contenido se refiere. Si la idea es entrenarse y familiarizarse con la prueba, la mejor opción son los test de simulación que se encuentran en libros de texto o en Internet.

 

cta_project_managament_bofu__1___1454422943_95366

Compartir este blog

Posts Relacionados

Algunas razones para obtener el certificado PMP 

VER POST

Certificación PMP: ¿puedes ser el elegido? 

VER POST

Cómo preparar tu examen PMP 

VER POST