Project Management

Algunas razones para obtener el certificado PMP

La certificación PMP en gestión de proyectos se ha consolidado como una de las más prestigiosas en el panorama empresarial actual. No sólo es una de las mejor valoradas, sino que además cada año presenta una alta demanda por parte de los profesionales de la gestión empresarial. Se calcula que hasta el año pasado, eran cerca de 560.000 las personas que habían obtenido la certificación.

Gracias a ella, los profesionales del área acceden a una serie de beneficios que tienen que ver con la actualización de competencias y habilidades, el aumento de su prestigio y la proyección empresarial.  

Aunque a cada persona que decide certificarse la mueven distintos motivos, los más habituales son la mejora de su situación actual y la apertura a nuevas oportunidades laborales. La certificación PMP sin duda marca la diferencia. A lo anterior hay que añadir que las empresas son cada vez más exigentes con aquellos profesionales que aspiran a liderar sus proyectos. Según encuestas recientes del sector, un alto porcentaje de éstas sólo elegiría a profesionales con una alta cualificación que, por lo general, tiene como respaldo una certificación internacional.

 

Algunos beneficios de la certificación PMP

Pero vayamos a los beneficios prácticos que puede traer una certificación como la del PMP para un profesional en la gestión de proyectos. Aunque la lista podría ser mucho más amplia, las principales ventajas que supone son:

  • Competencias distintivas:

Qué duda cabe que obtener una certificación como la del PMP supone una ventaja en procesos de selección laboral o incluso en la actividad misma de la gestión. Es un hecho indiscutible que se fundamenta en la adquisición de competencias y talentos valorados con especial énfasis en el área. El candidato que obtiene la titulación se diferencia de sus competidores con claridad.

  • Se alinean conocimientos con el PMI:

Hay muchos gestores de proyectos. Sin embargo, pocos son los que se adaptan a las directrices del Project Manager Institute, el organismo más prestigioso en gestión de proyectos a nivel internacional. La titulación PMP garantiza que esta alineación sea efectiva, pues todo el proceso obedece a los principios que dicho organismo cree imprescindibles en esta área. Quien se certifica tiene esta seguridad tanto para sí mismo como para los proyectos que lidera.

  • Nuevas alternativas laborales:

Por supuesto, las empresas se inclinan por aquellos profesionales certificados que por los que no lo están. La titulación es un plus que puede marcar la diferencia en etapas decisivas de los procesos de selección laboral. De hecho, puede convertirse en una ventana hacia nuevas opciones profesionales, por ejemplo para aquellos que se hayan trazado como meta la promoción profesional, tanto si lo hacen dentro de la empresa a la que pertenecen como si aspiran a otras.

  • Especialización en el área.

Pero, ante todo, la certificación PMP es una forma de especializarse en el área de la gestión de proyectos. Si alguien ya ejerce tal función, la titulación no sólo confirma sus conocimientos sino que, además, le sitúa como un profesional certificado. Es la ratificación de que posee todas las competencias para desenvolverse en el terreno, de la misma manera que lo haría un profesional de cualquier otra área.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Cambios en el examen PMP 

VER POST

Certificación PMP: ¿puedes ser el elegido? 

VER POST

Certificado PMP: requisitos formativos 

VER POST