Project Management

Beneficios de los cursos preparatorios de la certificación PMP

Cuando los candidatos a la certificación PMP (Project Management Profesional) ya han acreditado su experiencia y formación en el campo de la dirección de proyectos, el paso inmediatamente posterior es la preparación del examen del PMI. Es la última etapa de un largo proceso, pero sin duda la más importante.

Muchos profesionales del área aún ignoran cómo afrontar este paso. No saben cuál es el mejor método para prepararse de cara a la prueba. Los estándares de evaluación del PMI son altos, pues el objetivo de la organización es que sólo los mejores profesionales del área posean la certificación, que en la actualidad es la más prestigiosa del sector de la dirección de proyectos en el mundo. Esto exige una preparación exhaustiva para el examen. El PMBOK, o también conocido como la guía oficial del PMI, es la mejor referencia para empezar a entrenarse. Aunque su contenido no es exactamente el que se incluye en la prueba, sí aporta herramientas teóricas sobre el marco general de la dirección de proyectos.

 

Los cursos de formación, una alternativa

Sin embargo, otros se decantan por los cursos de formación. A medida que la prueba va adquiriendo importancia y repercusión, las ofertas se van haciendo más extensivas. En la actualidad, los candidatos al PMP pueden acceder a un buen número de estos cursos, en los que se ofrece un enfoque de entrenamiento y preparación. Cuidado, esto no significa que el curso garantice la aprobación del examen. Eso va en cada cual. En lo que sí te puede ayudar es cosas como:

  • Contacto con otros candidatos:

En los cursos entras en contacto con personas que están en tu misma situación. Es un buen escenario para intercambiar dudas, preguntas, opiniones y valoraciones en torno al certificado PMP. Además, adquieres nuevos conocimientos.

  • Orientación especializada de un PMP:

Los cursos preparatorios suelen ser impartidos por profesionales que han adquirido la certificación PMP, lo cual es una garantía. ¿Quién mejor que ellos para enseñar lo que debe tenerse en cuenta a la hora de la prueba? De los alumnos dependerá qué tanto provecho sacan a la experiencia de los profesores.

  • Formación individual:

De hecho, muchos docentes están dispuestos a realizar sesiones individuales con el objetivo de aclarar dudas específicas. Y en cuanto a las sesiones grupales, cuentan con la ventaja de que tienen un gran componente práctico.

  • Material complementario al PBOK:

Los cursos, además, proporcionan libros, textos, guías y material complementario. Vale la pena recordar que en el examen aparecen preguntas que no están en la guía del PMI, con lo cual es necesario apoyar la formación con otros elementos teóricos. El PMBOK es sólo una referencia.

  • Acceso a herramientas digitales:

Algunos cursos ofrecen la posibilidad de acceder a plataformas online. En ellas, los alumnos pueden encontrar numerosos test para estudiar cada tema por separado y, al final, realizar una evaluación global de cada unidad.

  • Repaso por los principales temas:

Pero además del enfoque de entrenamiento para la prueba del PMP, la mayoría de cursos hace un repaso por los principales temas que abordará el examen. De este modo, se refuerzan áreas teóricas.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Cambios en el examen PMP 

VER POST

Certificado PMP: requisitos formativos 

VER POST

Cómo preparase para superar el examen de certifica... 

VER POST