Project Management

Entrevista de trabajo a un project manager: preguntas delicadas

La entrevista de trabajo a un project manager debe permitir conocer si el candidato que se encuentra frente al seleccionador es la mejor opción para la vacante a cubrir. El de Director de Proyecto es un cargo de alta responsabilidad al estar en contacto con los clientes y los equipos, lo es también por tomar decisiones relativas a personas, recursos materiales y financieros y, mucho más si se tiene en cuenta que sus acciones respaldarán o no la estrategia corporativa pero, en todo caso, tendrán una repercusión sobre la imagen de la organización.

 

Para cuidar del futuro de la empresa la selección de candidatos debe diseñarse adecuadamente, en especial en lo que concierne a las preguntas que formarán la entrevista de trabajo a un project manager.

 

Entrevista de trabajo a un project manager: preguntas tipo

La primera criba ha dejado fuera del proceso de reclutamiento a un elevado número de profesionales que optaban a ser el nuevo Director de Proyecto de la compañía. Sólo quedan unos pocos, los que presentaban mejores currículums, los que acreditaban formaciones más completas y mayor experiencia en el campo.

Sobre el papel los candidatos son todos muy buenos, pero hace falta terminar de reconocer la calidad mediante la entrevista de trabajo a un project manager: las preguntas terminarán de informar acerca de cada perfil. Entre las cuestiones más reveladoras a lanzar en la entrevista de trabajo a un project manager se encuentran:

1. Tipo de proyectos que menos gustan: permite comprobar la flexibilidad del candidato a la hora de ocuparse de un proyecto que no está entre sus preferencias. Respuestas negativas serían las que mostrasen rigidez y cerrazón, mientras que las que impliquen poner el negocio primero han de ser valoradas positivamente.

2. Valoración del 1 al 10 de la propia carrera como Director de Proyecto: esta pregunta deja la puerta abierta a explicaciones sobre la puntuación que permitirán entrever muchos detalles nuevos para completar la visión sobre el candidato. Cuanta más pasión y compromiso se muestre, mejor; las dudas y la falta de confianza en uno mismo deberían ser eliminatorias.

3. Prioridades en la función de un Director de Proyecto: esta cuestión permite valorar la comprensión del trabajo por parte del candidato. Un ejemplo de respuesta negativa sería si se centran en su autoridad más que en buscar la eficacia o la productividad.

4. Tareas del project manager que ocupan un mayor porcentaje de su tiempo: demuestra el conocimiento real de las funciones de un gestor a este nivel... si se sabe responder. Cualquier respuesta evasiva o difusa debe contar como negativa.

5. Momentos en que han surgido dificultades a la hora de delegar: esta es una de las preguntas más importantes en la entrevista de trabajo a un project manager porque permite comprobar si se trata de una persona que aprende de sus errores. Al mismo tiempo, facilita la tarea de identificar a individuos incapaces de delegar.

6. Mejoras en los procesos logradas en su último trabajo como Director de Proyecto: sin importar el tamaño de la empresa o el tipo de proyectos de que se ocupaba, la respuesta a esta cuestión permitirá hacerse una idea del entusiasmo y la pasión del candidatos y propuestas de cambio, aunque al final no se implementasen deben registrarse como respuestas positivas; por el contrario, la ausencia de ellas dará a entender falta de motivación, de implicación o de confianza y contará como una respuesta negativa.

 

Ebook GRATIS: Salidas profesionales Project Management

Compartir este blog

Posts Relacionados

10 aspectos esenciales en la gestión de contratos ... 

VER POST

27 Acciones para mejorar la calidad en los proyectos 

VER POST

Director de Proyecto vs Líder de Proyecto 

VER POST