Project Management

Los project manager del futuro

¿Los proyectos globales te hacen sentir incómodo? ¿Te parece que tus métodos pierden efectividad al tratar con equipos de diferentes países? ¿Notas que te resulta complicado cambiar de registro cultural sin sentirte ridículo? Si has respondido que sí a las tres preguntas es que, de momento, no hay nada malo en tu estilo de gestión, sólo que necesita un pequeño cambio de perspectiva para adaptarlo a las exigencias que se impondrán a los project manager del futuro.

 

 

Los project manager del futuro y la gestión de proyectos globales

Gestionar proyectos globales implica ser capaz de manejar la complejidad que entrañan, o lo que es lo mismo, contar con los recursos suficientes para hacer frente a dificultades, barreras e incertidumbre a un nivel superior al de los proyectos más sencillos o de ámbito local.

Los project manager del futuro deben superar desafíos relacionados con:

  • La interacción tecnológica.
  • El aumento del volumen de datos a que tienen acceso.
  • La convivencia en entornos culturales.
  • La necesidad de buscar modos de colaboración eficientes.

Sin duda alguna, todos ellos retos que requieren de un aprendizaje y de la voluntad de superarse a sí mismo para representar una labor impecable. No obstante, uno de estos desafíos requiere de algo más que el empeño. Necesita de una estrategia. Es el caso de la multiculturalidad en el proyecto.

El dominio cultural, o fluidez cultural como también se denomina, significa ser capaz de entrar en un nuevo contexto, conocer y saber aplicar las normas y sentirse cómodo haciéndolo. No es una tarea sencilla y la resistencia que muchos project manager del futuro presentan se deja ver en:

  • La sensación de amenaza a su identidad personal o profesional.
  • La dificultad a nivel psicológico de adoptar en cada momento la conducta apropiada.
  • La falta de eficacia inmediata que, en ocasiones, desemboca en un desánimo o descenso de los niveles de motivación personal.

 

Inteligencia emocional: la clave del éxito para los project manager del futuro

Esta capacidad, la de ser capaz de sintonizar con diferentes culturas y adaptarse a las exigencias del entorno, está muy relacionada con la inteligencia emocional, que según Daniel Goleman se puede definir en base a cinco elementos fundamentales:

1. Consciencia de uno mismo.

2. Autocontrol.

3. Motivación.

4. Empatía.

5. Habilidades sociales.

Aprender a ser eficaz en el cambio de código cultural es la clave para convertirse en un líder verdaderamente global, para entrar a formar parte del grupo de los project manager del futuro, capaces de escoger entre un estilo de liderazgo más participativo y otro más vertical, entre dar retroalimentación directamente o hacerlo en clave de humor o entre ser un jefe más presente en lugar de dejar que el equipo se autogestione.

Muchas veces será preciso participar de comportamientos que pueden entrar en conflicto con la cultura con la que se ha crecido, pero siempre los resultados serán la prueba de que el esfuerzo ha merecido la pena. El objetivo debe ser centrarse en el resultado y pensar en la alteración del propio comportamiento como un medio para el cumplimiento de los fines del equipo.

Compartir este blog

Posts Relacionados

3 tipos de equipos de trabajo y un proyecto 

VER POST

Los modelos de liderazgo según Goleman 

VER POST

¿Qué técnicas de liderazgo empresarial conoces? 

VER POST