Project Management

Proyecto ingeniería: 6 claves para el éxito

Los proyectos ingeniería son cada vez más numerosos, complejos y espectaculares. Las organizaciones se hallan sumidas en la búsqueda de profesionales experimentados y con una buena formación, cuyo valor se traduzca en la entrega con éxito. Cuando las empresas asignan este rol a personas con poca o ninguna experiencia, o con preparación insuficiente para responsabilizarse de un proyecto de ingeniería, suelen terminar viviendo una mala experiencia.

Evitar el fracaso de proyecto requiere de personas con las competencias y cualificaciones adecuadas. Project Managers con una sólida titulación como base y, preferiblemente, certificados en metodologías de gestión de proyectos de reconocimiento internacional. A ellas hay que añadir la experiencia y cualidades de liderazgo adecuadas, sin perjuicio del nivel de compromiso necesario para alguien que ostentará una responsabilidad de este tipo.

Las habilidades del Project Manager que salvan cualquier proyecto de ingeniería

Los Project Managers que, desde esta posición quieren seguir mejorando cada día y entregar proyectos ingeniería con éxito y en condiciones satisfactorias para el cliente pueden focalizar sus esfuerzos hacia las siguientes 6 áreas clave:

1. Satisfacción del cliente y los grupos de interés: no hay que subestimar la importancia de contar con su apoyo, logrado a base de trabajo orientado a su satisfacción. El nivel de satisfacción de los grupos de interés y de los clientes en relación con el resultado final del proyecto es tan importante como que sea un éxito técnico o un éxito sobre el papel.

2. Puntualidad: es raro el proyecto de ingeniería en el que la programación establecida en la etapa de iniciación no cambia. A medida que avanza el proyecto es necesario introducir cambios y hay que aceptarlo como un hecho. Sin embargo, es obligación de su responsable el monitorizar estas variaciones, gestionarlas y adaptar el calendario de proyecto para satisfacer las situaciones cambiantes que en última instancia, determinarán el resultado del proyecto. Casi siempre hay un margen de maniobra si la programación se maneja con eficacia.

3. Calidad: es peligroso dejar la comprobación de la calidad para la etapa de finalización. Resulta mucho más práctico controlar que la calidad de los entregables coincide en todo caso con la esperada por el cliente. Este seguimiento ayuda además, a contar con una indicación muy realista del verdadero estado del proyecto de ingeniería y la dirección en que apunta

4. Economía: más que en ahorrar, consiste en controlar el presupuesto. El Project Manager tiene que tratar de mantenerse en la cifra establecida para cada etapa del proyecto ingeniería y, si se observan desviaciones, reducir gasto en tareas no esenciales y sólo aumentarlo a petición del cliente.

5. Requisitos: cada proyecto debe tener un conjunto claramente documentado de requisitos, de hecho, una de las responsabilidades del Director de Proyecto es encargarse de su definición, en términos claros y fácilmente comprensibles para todas las partes interesadas.

6. Gestión del riesgo: administrar los riesgos es un mal necesario en un proyecto ingeniería. Es raro el proyecto donde no hay que hacerles frente y, por eso, el Project Manager ha de tratar de anticiparse a ellos antes de que ocurran, para ser capaz de evitar que sucedan. Si no se pueden evitar, al menos, hay que intentar controlarlos, mediante un plan de contingencia que permita hacerles frente del modo más adecuado.

Compartir este blog

Posts Relacionados

El éxito en proyectos de ingeniería industrial en ... 

VER POST

Los más increíbles proyectos de ingeniería civil 

VER POST

Elementos clave en la ingeniería de proyectos 

VER POST