Project Management

Obligaciones de un ingeniero de proyectos

Convertirse en ingeniero de proyectos significa tener la oportunidad de coordinar los esfuerzos de otros dentro del entorno de un proyecto o en varios de ellos. El reto real no está en la planificación, ni siquiera en los aspectos técnicos del trabajo. Para un ingeniero de proyectos recién salido de la Escuela Universitaria el mayor desafío reside en ser capaz de desenvolverse con naturalidad y profesionalidad en un ambiente nuevo, en el que los procesos se encuentran ya en funcionamiento y del que se desconoce prácticamente todo... excepto que se acaba de asumir una gran responsabilidad. Alcanzar los objetivos propuestos dependerá de:

  • Los conocimientos técnicos, de gestión y empresariales.
  • Las habilidades sociales, en especial las comunicacionales.
  • El dominio de las nuevas tecnologías.
  • La confianza en uno mismo.

 

¿Dónde trabaja el ingeniero de proyectos?

Los ingenieros de proyectos se pueden encontrar en Departamento de ingeniería, de compras, de producción e incluso de desarrollo de producto. Dependiendo de la especialidad del profesional se le encargarán unas u otras tareas, aunque su cometido será siempre aportar valor a la compañía. Para ello, además de poner sus conocimientos, experiencia y motivación a disposición de la empresa, tendrán que ocuparse de resolver problemas en base a:

  • Razonamientos.
  • Trabajo en equipo.
  • Liderazgo.

En todo momento un ingeniero de proyectos ha de saber si el trabajo se está llevando a cabo de la forma correcta, si el coste corresponde a las previsiones hechas en el momento de elaboración del presupuesto, si la ejecución progresa en condiciones de seguridad y si la calidad de los entregables es suficiente. Apoyarse en los métodos y herramientas de monitorización adecuadas es una absoluta necesidad y lo es, independientemente de que la responsabilidad del ingeniero recaiga sobre una parte de un sistema, un montaje o un sistema en su totalidad o una orden de compra, con todas sus implicaciones.

 

Las obligaciones de un ingeniero de proyectos

Planificar y coordinar son los verbos que mejor definen el día a día de un ingeniero de proyectos. Sus tareas son de lo más variado, no obstante, aunque todas ellas le conducen a una meta única: la entrega en las condiciones pactadas. Para lograrlo, este profesional se tiene que encargar de:

  • Planificar y controlar el trabajo que se lleva a cabo.
  • Promover la seguridad laboral en todas las instalaciones a su cargo.
  • Identificar riesgos, evaluarlos y mitigarlos cuando no sea posible prevenirlos.
  • Alcanzar los estándares de calidad requeridos.
  • Controlar el progreso del proyecto en relación con lo dispuesto en el planning.
  • Controlar los costes en función de los límites establecidos por el presupuesto.
  • Gestionar el cambio.
  • Resolver las cuestiones relativas al cliente.
  • Motivar a los equipos para alcanzar una mayor productividad.

Se trata, en definitiva, de ejercer una responsabilidad total que avanza hacia la excelencia cuando se logra que todo salga bien a la primera, sin necesidad de enmiendas, sin tener que repetir trabajo, sin agotar recursos. En cada iniciativa, el prestigio del ingeniero de proyectos está también en juego.

 

Ebook GRATIS: Proyectos de ingeniería

 

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

El éxito en proyectos de ingeniería industrial en ... 

VER POST

Elementos clave para la dirección de proyectos de ... 

VER POST

Proyecto ingeniería: 6 claves para el éxito 

VER POST