Project Management

Gestionar un proyecto industrial. ¿Por dónde empezar?

Gestionar un proyecto industrial

La gestión de proyectos industriales, en principio no difiere mucho a la administración de proyectos tradicional. En ambos casos, se precisa de un profesional cualificado, que posea los conocimientos, habilidades y destrezas necesarias para ejercer las funciones de un project manager, y que conozca y domine el manejo de las herramientas necesarias para la gestión de los proyectos.

En ambos estilos de proyectos, se define qué es lo que se quiere alcanzar, los objetivos de ese proyecto en concreto y se detalla la forma en la que se va a proceder. Sin embargo, los proyectos industriales poseen ciertas peculiaridades que lo distinguen del resto de proyectos y que hace los elementos que conforman el proyecto no sean iguales.

Existen diferentes tipos de proyectos industriales, en función de los objetivos perseguidos por cada uno:

  • Proyectos de instalaciones y plantas industriales. Estos proyectos tienen como fin la construcción de instalaciones o plantas industriales para sectores como la metalurgia, para centrales de energía eléctrica o plantas de procesos, entre otros.
  • Proyectos de líneas y procesos de producción industrial, a través de los que se diseñan y ponen en marcha las líneas, redes y sistemas de producción necesarios para la elaboración de productos.
  • Proyectos para el diseño de máquinas, equipos y de aquellos elementos que componen estas máquinas. Estos proyectos comienzan con el diseño de prototipos hasta que la maquina o equipo están creadas.

Estos tres tipos de proyectos, a pesar de tener fines dispares, comparten las fases y estructuras necesarias para su desarrollo y gestión.

Fases para la gestión de proyectos industriales

Gestionar un proyecto de carácter industrial, requiere, en primer lugar, de una especialización en el campo de la ingeniería industrial. Este conocimiento específico ayudará al director de proyectos a desarrollar sus funciones de manera eficiente.

Como en muchos otros proyectos, las fases en las que se estructura la gestión de proyectos industriales son cuatro:

  • Fase de diseño o planificación.

En esta primera fase se lleva a cabo un estudio previo del proyecto, un análisis inicial, para valorar la viabilidad del proyecto antes de ponerlo en marcha. Este estudio se realiza teniendo en cuenta las bases establecidas por los clientes o por la propia empresa, en función de su el proyecto es interno o externo.

Algunas de las cuestiones claves que se deben tener en cuenta durante esta fase es la normativa legal vigente, que muchas veces limita la puesta en marcha de estos proyectos.

A lo largo de esta fase se deben promulgar los objetivos, señalar el alcance, elaborar los planos, identificar los recursos,  distribuir las tareas, planificar el cronograma o desarrollar el presupuesto, entre otras muchas tareas.

Todos estos datos deben reflejarse en un documento que servirá de guía para la puesta en marcha del proyecto y como referente para explicar o presentar el proyecto a clientes o inversores.

  • Fase de Ejecución. 

Es el momento en el que se llevan a cabo las acciones planificadas. A lo largo de todo este proceso, el seguimiento y evaluación continua son imprescindibles para detectar a tiempo posibles desviaciones y poner en práctica posibles soluciones que eviten o minimicen las consecuencias.

  • Fase de entrega.

Constituye la última fase del proyecto. En esta fase se procede a la entrega del proyecto. Lo ideal es que tras la entrega finalice el proyecto, sin embargo no siempre es así.

Tras la entrega se hacen comprobaciones, seguimientos y se ofrece asistencia técnica, hasta que se cumplen todas las condiciones establecidas inicialmente.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Fases para elaborar un proyecto de ingeniería indu... 

VER POST

Algunos ejemplos de proyectos industriales innovad... 

VER POST

El éxito en proyectos de ingeniería industrial en ... 

VER POST