Project Management

Técnicas para mejorar la comunicación interpersonal

La comunicación es una de las facultades más importantes del ser humano. A través de ésta no sólo recibimos y ofrecemos información, también expresamos sentimientos y emociones, compartimos ideas y opiniones y nos relacionamos con el resto de las personas con las que interactuamos. Esta comunicación está presente en todos los ámbitos de nuestra vida, también en el laboral, y es fundamental para mantener relaciones positivas y satisfactorias con el resto de las personas. Cuanto mejores sean las habilidades comunicativas que poseas, mejores serán tus relaciones con los demás.  En el mundo laboral, la comunicación es un elemento clave. Una deficiente o ineficaz comunicación entre los miembros de la empresa puede causar diversos problemas, que, con frecuencia  afectan a la salud de los trabajadores,  disminuyendo su rendimiento y productividad, y repercutiendo en el buen funcionamiento de la empresa. Para que cualquier negocio marche de manera eficiente, es imprescindible que todos los miembros del equipo sepan qué tareas deben desarrollar y cómo deben desempeñarlas. Sin embargo, muchas veces esto no es así, y se originan tensiones y conflictos que afectan negativamente al clima laboral y a las relaciones entre los miembros del equipo.

Algunas técnicas que podéis comenzar a ensayar

La mayoría de las veces, los conflictos personales en el ámbito laboral son provocados por una mala comunicación: las  tareas no han sido bien definidas, no se han entendido correctamente, falta información o existen interferencias o fallos en los sistemas y canales de comunicación. Todos estos errores y problemas pueden ser resueltos con facilidad, siempre que se pongan en marcha una serie de técnicas, muy sencillas, y se cuente con la participación de todo el equipo. Para que la comunicación sea eficaz y las relaciones entre los miembros del equipo sean positivas, es importante que todos los miembros intenten:

  1. Practicar la escucha activa la mayoría de las veces, el fallo está en que no se escucha de manera activa al interlocutor. No es lo mismo escuchar activamente que oír. Escuchar de  manera activa significa entender a la persona que habla, ponerse en su lugar y comprender tanto la información como los sentimientos y opiniones que se transmiten  a través del mensaje. Ejercer la escucha activa ayudará a mejorar las relaciones personales dentro de la empresa, pues todo el mundo se sentirá escuchado, valorado y comprendido, e incrementará la productividad, al no tener que repetirse ninguna tarea.
  1. Ofrecer feedback o retroalimentación. La retroalimentación consiste en ofrecer tu valoración, de manera asertiva, acerca del comportamiento o rendimiento de la persona con la que hablas. Esta técnica es muy importante llevarla a cabo, puesto que a través de ella se pueden modificar las conductas negativas de los compañeros y reforzar las positivas.
  1. Parafrasear. Por medio de esta técnica  puedes comprobar si realmente  has entendido el mensaje. Parafrasear es repetir el mensaje transmitido pero con tus palabras y centrándote en aquellas ideas claves que has extraído.
  1. Aprender a decir que NO. A muchas personas les es muy difícil decir que NO, por lo que algunos compañeros recurren a ellas cuando tienen cualquier dificultad o necesitan ayuda. Esto hace que al final de la semana, estas personas se encuentre con una lista interminable de tareas aún sin concluir y se vean en la obligación de realizar horas extras para poder finalizar su trabajo. Por eso, es importante ensayar esta táctica y comenzar a decir que no de forma asertiva, aunque sin dar demasiadas explicaciones.

 

Ebook GRATIS: Herramientas imprescindibles Project Management

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

Cómo diseñar una adecuada Estrategia de Comunicaci... 

VER POST

Comunicación y colaboración a través del Diagrama ... 

VER POST

Comunicación en Social Media: los preliminares imp... 

VER POST