Project Management

Importancia del equipo de trabajo en el proyecto integrado

blog

Los nuevos métodos de gestión de proyectos hacen cada vez más hincapié en la necesidad de crear equipos de trabajo compuestos por personas con conocimientos y habilidades complementarias, que trabajen de manera conjunta y organizada para alcanzar un fin común, como puede ser la realización de una tarea o alcanzar los objetivos del proyecto. Pertenecer a un equipo de trabajo conlleva trabajar en equipo, es decir, trabajar de manera conjunta, compartiendo los mismos métodos, estrategias, procedimientos  y técnicas. Trabajar en equipo no es una tarea fácil, pues muchas veces conlleva renunciar a los métodos y convicciones propios para aceptar los de los demás. Sin embargo, este proceso es mucho más enriquecedor tanto para las personas que conforman el equipo, como para el proyecto. Cada miembro del equipo, por norma general, suele encargarse de unas tareas y funciones concretas, para facilitar el seguimiento y control de los procesos y mejorar la efectividad. Estas tareas le serán asignadas en función a sus conocimientos y habilidades concretas. Por otro lado, para constituir equipos de trabajo sólidos y eficientes, es necesario que se cumplan una serie de requisitos o condiciones, de lo contrario, el  equipo no obtendrá los resultados deseados:

  1. Cohesión e  identidad común. Una de las bases para crear un equipo es que las personas quieran pertenecer a ese equipo y se identifiquen con él. Para ello, deben poseer una identidad común, unos valores propios que les constituya como equipo.
  2. Interacción y comunicación. Los miembros de cada equipo, además de interaccionar entre ellos, deben establecer un canal de comunicación eficaz, que facilite el acceso a la información y la toma de decisiones.
  3. Visión común, que facilite el trabajo en equipo. Cuando los miembros de un equipo  comparten no sólo objetivos, también los modos de proceder, creen y utilizan los mismos métodos, técnicas y herramientas, será más fácil constituirse como equipo de trabajo y trabajar de manera conjunta.
  4. Ambiente armónico. Es otra de las claves para que los resultados de los equipos de trabajo sean positivos. Trabajar en un ambiente cálido, donde todos los miembros se respeten y exista libertad para expresar las ideas y opiniones personales, incrementará la calidad del proyecto.
  5. Establecimiento de roles. Para que un equipo de trabajo funcione de manera eficaz, cada miembro del equipo debe asumir un rol propio. Estos roles no se asignan de manera consciente. Van configurándose en función de la personalidad de cada miembro.

Principales roles en un equipo de trabajo

Existen una gran variedad de roles dentro de un equipo, en realidad, tantos como personas formen parte de él. Según el rol asumido, el papel  que ejercerá esa persona dentro del equipo y las funciones que desempeñará podrán variar. Los principales roles que se pueden diferenciar dentro de un equipo de trabajo son:

  • Coordinador. Es uno de los que más peso tiene dentro del grupo. Las funciones que desempeña este miembro son las de organizar y distribuir las tareas, principalmente, pero su papel va mucho más allá. Éste debe facilitar la comunicación y el intercambio de información entre los miembros del equipo.
  • Creador. Es una persona viva, inteligente y creativa. Su función principal es proponer ideas y buscar soluciones ante los conflictos surgidos.
  • Investigador. Este tipo de personas se caracterizan porque poseen conocimientos valiosos para todo el equipo y por su habilidad para la búsqueda de información.
  • Realizador. Es el encargado de convertir las ideas y decisiones en actividades concretas que se puedan llevar a cabo. Suele ser muy eficiente en su trabajo, aunque algo ortodoxo.
  • Impulsor. La característica que diferencia a esta persona del resto de sus compañeros es su actitud positiva y luchadora, y su capacidad para contagiar y animar a los demás. Es una persona con iniciativa, que no se rinde ante los obstáculos.
  • Comunicador o cohesionado. Su carácter conciliador hace que sea el mediador entre todos los miembros del equipo, evitando los enfrentamientos.
  • Evaluador. Su capacidad de análisis hace que estudie todas las opciones y valore los pros y los contras de cada decisión tomada. Además, proporciona a sus compañeros la información e instrumentos necesarios para que se decanten por la opción más idónea.
  • Rematador. Detallista y meticuloso, este miembro se preocupa porque todo esté bien hecho y a tiempo.

 

Ebook GRATIS: Herramientas imprescindibles Project Management

Compartir este blog

Posts Relacionados

Agile metodología: el equipo ganador 

VER POST

3 tipos de equipos de trabajo y un proyecto 

VER POST

Cómo motivar a un equipo externalizado 

VER POST