Project Management

Dinámicas de trabajo en equipo: estrategias, diseño y pasos a seguir

Las dinámicas de trabajo en equipo son una parte muy importante de la vida laboral. Cuando están bien planteadas, sus efectos trascienden a distintas áreas, causando un gran impacto en:

  • La rentabilidad de una organización.
  • Los niveles de satisfacción laboral de la plantilla.
  • Las tasas de retención de personal.
  • El rendimiento a nivel de equipo y el desempeño individual.
  • La imagen y reputación de la empresa.

 

Estrategias para mejorar las dinámicas de trabajo en equipo

Las dinámicas de trabajo en equipo suelen ser complejas, debido a la multiplicidad de capas que presentan como resultado de la interacción de muchos factores. Entre los elementos que juegan un papel fundamental en el diseño de las dinámicas de equipo destacan:

  • Las personalidades de las personas que en ellas intervienen.
  • Sus roles dentro de la organización.
  • La estructura interna de la empresa.
  • La cultura corporativa.

Para mejorar los resultados de las dinámicas de trabajo en equipo es necesario seguir los siguientes pasos:

1. Etapa de diagnóstico. Implica la identificación de las causas de la bajada de rendimiento, la pérdida de alineación estratégica o la aparición de conflictos dentro de un equipo de trabajo.

  • Se lleva a cabo por un equipo de profesionales, especialistas en la materia.
  • Se estructura en torno a los resultados del análisis de las entrevistas individuales practicadas a cada uno de los miembros del equipo en las condiciones necesarias de privacidad y confidencialidad.
  • El objetivo de esta fase es identificar los principales factores causantes de los problemas o la falta de rendimiento del equipo.
  • Es recomendable contar con la participación de miembros del propio equipo y también con la de personas ajenas a él, como representantes de la Alta Dirección.

2. Etapa de decisión. Es el momento de escoger el tipo de intervención que tendrá el impacto adecuado, optando por las modalidades de dinámicas de trabajo en equipo que más valor pueden aportar, de entre todas las posibilidades disponibles, y dependiendo de los resultados obtenidos en la fase anterior.

2.1. Dinámicas de trabajo en equipo propiamente dichas, como:

  • Dinámicas de grupo.
  • Dinámicas de roles de equipo.
  • Dinámicas de desarrollo de equipos.
  • Dinámicas conductuales de compatibilidad.

2.2. Talleres, como:

  • Talleres de desarrollo del equipo a medida diseñados para abordar los problemas de rendimiento de trabajo o específicos.
  • Talleres de personalidad, que contribuyan a aumentar el conocimiento de la dinámica interpersonal.
  • Talleres de gestión del cambio, destinados a abordar los temores latentes y la resistencia a la labor del equipo.

3. Etapa de intervención. Identificada la forma que facilitará al equipo el poder avanzar, en esta fase es preciso comenzar con la implementación efectiva de la solución escogida.

  • Comenzando por la información a los interesados de los procedimientos que se van a llevar a cabo y en qué condiciones.
  • Diseñando y aplicando un programa de cambio cultural que ayude a introducir nuevos tipos de actitudes y conductas a las normas de la organización.
  • Presentando y cualificando a la plantilla para su interacción con los nuevos procesos, herramientas y tecnología elegida para facilitar una mejor comunicación.
  • Implementando los cambios relativos a la estructura organizativa, la reasignación de personal o el diseño de oficinas.

 

Ebook GRATIS: Herramientas imprescindibles Project Management

Compartir este blog

Posts Relacionados

Agile metodología: el equipo ganador 

VER POST

Consejos para elegir a tu equipo de trabajo 

VER POST

3 tipos de equipos de trabajo y un proyecto 

VER POST