Project Management

La motivación de equipos tiene género

La motivación de equipos depende en gran medida de la naturaleza del trabajo a realizar, del entorno laboral y de la propia personalidad de cada empleado. Sin embargo, un factor que generalmente no suele tenerse en cuenta es el género. La motivación de equipos ha de adecuarse a los factores que logran aumentar el entusiasmo, fomentar el compromiso e incrementar los niveles de satisfacción laboral de hombres y de mujeres, de forma distinta, pues no son los mismos.

 

Motivación de equipos para hombres y para mujeres

Existen diferencias sustanciales en la importancia de los factores de motivación entre hombres y mujeres, tal y como se desprende de los descubrimientos de Ilona Jerabek, entre los que destaca que, por ejemplo, el dinero, que es el quinto factor de motivación más importante para los hombres, sólo ocupa el puesto número doce en importancia para las mujeres.

En esta línea, los hallazgos obtenidos por una investigación conducida en 2012 por Boston Research Group, The Motivation Factor, revelan que:

A/ Para las mujeres:

- Es importante tener equilibrio en su vida.

- Necesitan sentirse respetadas.

- Se basan a menudo en la intuición.

- De forma natural son capaces de escuchar lo que otros tienen que decir.

- Consideran la empatía como uno de sus recursos más importantes.

 

B/ Para los hombres:

- Es muy importante tener éxito en lo que se proponen lograr.

- Les resulta emocionante generar nuevas iniciativas.

- Es importante que se cumplan los plazos establecidos.

- Tienen que conocer la verdad.

- Alcanzar las metas planteadas es un asunto prioritario.

 

Teniendo en cuenta los factores motivadores que logran un efecto positivo en hombres y mujeres, al plantear la motivación de equipos se pueden tener en cuenta los 2 siguientes aspectos:

  1. Recompensas económicas: probablemente uno de los factores de motivación de equipos más importantes son las recompensas financieras. Aunque se podría pensar que están igualmente valorados por personas de ambos sexos, no parece ser el caso, tal y como descubre un estudio del Institute for Leadership and Management, donde los datos son sorprendentes:
  • Para el 58% de los hombres ésta sería una fuente de motivación efectiva.
  • Sólo para menos de la mitad de las mujeres lo sería, en concreto para el 41%.
  1. Poder: el poder de tomar decisiones y la autonomía personal es uno de los principales factores motivadores de acuerdo con el informe liberado por la Consultora HayGroup, aunque el poder no es entendido de la misma manera por personas de distinto sexo. En este documento se expone que, si bien el trabajo desafiante e interesante encabeza la lista de maneras más efectivas de lograr una buena motivación de equipos (el salario ocupaba un modesto cuarto puesto para ambos sexos), existen diferencias fundamentales entre hombres y mujeres, en cuanto a aspectos como:
  • Poder relacionado con la autonomía personal: conciliación de la vida y la calidad de las relaciones de trabajo fueron determinantes clave de la satisfacción en el trabajo para las mujeres. Las mujeres son 62% más propensos a valorar las relaciones que los hombres, para los que la importancia de todos estos aspectos no superaría el sexto lugar entre los factores de motivación en el trabajo.
  • Poder relacionado con el rol en la empresa: mientras que el doble de mujeres que de hombres valoraban el ejercer poder sobre otros como un factor de motivación; sucede lo contrario cuando se trata de dirigir a otros, donde es el doble de hombres quienes lo seleccionan como un factor motivador efectivo.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Estilo asertivo: las ventajas de un buen líder 

VER POST

Habilidades directivas: qué son, cuáles son y cómo... 

VER POST

Liderazgo compartido, ¿en qué consiste y cuáles so... 

VER POST