Project Management

Estilo asertivo: las ventajas de un buen líder

El estilo asertivo es necesario en los project managers si quieren llevar sus proyectos a buen puerto. Los gerentes capaces de actuar con asertividad se implican en las relaciones con los demás sin abusar de su posición ni imponer sus condiciones a toda costa. Este estilo de liderazgo es buscado por las empresas y valorado por compañeros y subordinados.

 

Estilo asertivo: características

Entre las principales características del estilo asertivo, que diferencia a los buenos líderes de los que todavía tienen que trabajar sus habilidades intrapersonales, se encuentran las siguientes:

  • Un líder asertivo es firme, pero no insultante ni desconsiderado.

  • Sabe expresarse de forma directa, asegurándose de que su mensaje queda claro y se entiende correctamente.
  • No culpa a los demás, sino que asume plena responsabilidad de sus propias reacciones.
  • Se concentra en el presente, aunque tiene clara su visión de futuro.
  • Puede expresar sus necesidades y sentimientos con calma, no de forma amenazante ni excesiva.
  • Está seguro de quién es y de cómo ha llegado hasta donde está.
  • Puede comunicarse de forma efectiva con un individuo o con un grupo, con gente conocida y con completos desconocidos.
  • Sabe apoyarse en la comunicación no verbal para contribuir a la claridad de su mensaje y nunca evita el contacto visual.
  • Respeta los derechos de los demás, pero no tiene reparos en esperar lo mismo a cambio.

 

Estilo asertivo: ventajas para un proyecto que cuenta con este tipo de líder Entre los principales beneficios de un estilo asertivo de gestión de proyectos se encuentran los siguientes:

  • Se minimiza la confusión y los malentendidos: la asertividad, por definición, consiste en expresarse de forma firme, clara y directa. El mensaje que se transmite resulta fácil de comprender por la audiencia, que queda liberada de la necesidad de elaborar sus propias suposiciones e interpretaciones.
  • Se aumenta la eficiencia: los project managers capaces de liderar la gestión con estilo asertivo se diferencian de otros por su habilidad para delegar tareas. En vez de intentar ocuparse de todo personalmente, ellos saben escoger a las personas de su equipo mejor cualificadas y más idóneas para responsabilizarse de una actividad, que se les encomienda con la confianza de saber que sabrán llevarla a cabo correctamente.
  • Se conoce la meta: cada persona tiene claras sus responsabilidades y tareas, los roles están bien definidos y existe una figura cara de líder que actúa como referente. Los proyectos donde el jefe dice que sí a todo suelen terminar en fracaso, lo mismo cuando el Director de Proyecto intenta evitar los conflictos a toda costa, en vez de resolveros. El estilo asertivo ayuda a ganarse el respeto del resto de participantes en el proyecto.
  • Se genera un buen ambiente laboral: el líder no impone, amenaza ni acusa. No busca culpables, sino soluciones, opta por el diálogo y tiene claro hacia dónde hay que avanzar. El estilo asertivo ayuda a construir un clima de trabajo más participativo y positivo, donde el sentimiento de equipo se ve reforzado y todas las opiniones son escuchadas.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Los 3 fallos en liderazgo empresarial que afectan ... 

VER POST

Algunos ejemplos de asertividad en la dirección de... 

VER POST

El project manager y sus habilidades directivas 

VER POST