Project Management

Las nuevas tecnologías, actual origen del estrés laboral

El estrés es uno de los grandes males de las sociedades avanzadas. A pesar de que el estrés es una reacción natural ante determinados estímulos que pueden resultar frustrantes, cada vez son más las personas que sufren de un estrés crónico, un tipo de estrés que termina afectando a la salud física y mental.

El estrés crónico se caracteriza por un continuo estado de tensión y angustia que suele ir acompañado de otros síntomas, como cansancio, dolores de cabeza, tensiones musculares, rigidez en cuello y mandíbula, malestar de estómago, insomnio o somnolencia y otra serie de manifestaciones relacionadas, que muchas veces no hacen más que agravar el problema.

Son muchas, y muy diversas, las causas que provocan el estrés. Algunas de las situaciones más comunes que llevan a las personas a pasar por crisis de ansiedad y a experimentar una fuerte sensación de estrés, son los problemas familiares, como una ruptura sentimental o la enfermedad o muerte de un ser querido; problemas económicos;  enfrentarse a importantes cambios en la vida, como cambiar de ciudad, la maternidad o la jubilación, o problemas laborales.

 

Orígenes del estrés laboral

El estrés laboral es cada vez más frecuente y una de las principales causas de baja laboral. Cada año aumenta el número de trabajadores que sufre de estrés y ansiedad por culpa del trabajo, y se estima que en 2020 sea la primera causa de baja.

Son muy diversos los motivos por los que los profesiones sufren esta enfermedad. La precariedad laboral, como los sueldos bajos o la inestabilidad dentro del trabajo; las malas relaciones con los compañeros o la falta de motivación, suelen originar esta sensación de malestar que, con el tiempo, puede llegar a desencadenar una depresión.

Sin embargo, la mayoría de los casos son provocados por la presión a la que son sometidos los trabajadores, es decir, por la sobrecarga laboral, las tareas que se acumulan, los plazos que cumplir, las interminables jornadas laborales o la terrible sensación de no desconectar nunca del trabajo. 

Según un estudio realizado recientemente, las nuevas tecnologías han favorecido el incremento del estrés laboral, y no porque los ordenadores se bloqueen cuando más los necesitas, que también provoca ansiedad. La razón es otra bien distinta, y es que gracias a la digitalización, separar el horario laboral del personal se ha vuelto más difícil.

Hoy día, un alto porcentaje de trabajadores dispone de un teléfono móvil de última generación. Este dispositivo, que ofrece multitud de opciones y ventajas, se ha convertido también en uno de los peores enemigos para muchos profesionales.

Gracias a esta herramienta, especialmente, las personas están siempre localizables y, lo que es peor, conectadas al trabajo. ¿Quién no ha recibido una llamada fuera de su jornada para resolver alguna duda o encargarse de una tarea urgente?

No obstante, el problema no cesa ahí. Los grupos de whasapp del trabajo, o la posibilidad de instalar aplicaciones como el correo electrónico o recursos softwares empresariales, provoca que, muchas veces de manera involuntaria, se esté siempre pendiente de lo que pasa en el entorno laboral.

Cuando un trabajador no puede descansar ni disfrutar plenamente de su tiempo libre, la sensación de cansancio, ansiedad y malestar general se incrementa hasta convertirse, si no se toman medidas, en estrés crónico.

 

Ebook GRATIS: Gestión del tiempo de un proyecto

Compartir este blog

Posts Relacionados

Cómo mantener el estrés a raya y mejorar la motiva... 

VER POST

4 pasos para alejar el estrés en la gestión de equ... 

VER POST

Cómo superar el estrés de la incertidumbre 

VER POST