Project Management

Gestión de proyectos informáticos: los 4 retos de IT

Gestión de proyectos informáticos

La gestión de proyectos informáticos cuenta con algunas diferencias respecto a otras especialidades de Project Management. Estas peculiaridades tienen que ver con los desafíos a los que los Directores de este tipo de proyectos deben enfrentarse casi a diario. Conocer cuáles son los retos es la manera más eficaz de mejorar el liderazgo y aumentar las probabilidades de conducir la iniciativa hacia el éxito. ¿Quieres saber cómo?

Gestión de proyectos informáticos, desafíos y soluciones

Como responsable de la gestión de proyectos informáticos existen algunos detalles que no deberías pasar por alto. Se trata de los siguientes:

  1. La escisión interna del negocio: las organizaciones que aún no han avanzado hacia su madurez digital se encuentran frecuentemente con situaciones de bifurcación de caminos, expectativas y estrategias entre las áreas de IT y de negocio. Este tipo de escenarios constituye un riesgo potencial para el éxito de cualquier iniciativa, que puede verse comprometido al tener que resolverse diferencias entre ambas partes. Malos entendidos, rivalidades y fragmentación interna pueden resolverse si se fomenta la colaboración a nivel estratégico, se definen políticas que apoyen la integración y se dan pasos como la eliminación de barreras físicas, que pueden impulsarse mediante la rotación del personal de IT en distintas áreas de negocio.
  2. Las dificultades para priorizar: lo urgente y lo importante se suelen confundir en el ámbito empresarial y la gestión de proyectos informáticos no es una excepción. A pesar de que puede correr prisa finalizar un trabajo, como Director de Proyecto hay que ver la imagen completa y entender si realmente se debe anteponer a otras necesidades del negocio, quizás más relevantes para el futuro de la organización. La visibilidad es imprescindible para poder hacer una estimación de todos los proyectos en cartera y racionalizar la distribución de recursos. Sólo con todos los datos a la vista e pueden tomar las decisiones más acertadas.
  3. La propuesta de valor: comprender el valor de una iniciativa debería ser la línea de base para la gestión de proyectos informáticos. Sin esta perspectiva es difícil elaborar un plan acorde a los objetivos y aún más complicado conseguir el apoyo suficiente como para ponerlo en marcha. Como líder del proyecto hay que ser honesto y evaluar si el consumo de los recursos de la empresa se llevará a cabo con algún tipo de garantía más allá del beneficio personal. Es imprescindible vincular el trabajo en el proyecto a los objetivos generales de la empresa.
  4. La participación de los clientes y usuarios: una de las características que definen la gestión de proyectos informáticos es que, invariablemente, tienen un impacto en varias áreas de negocio. Los requisitos provienen de muchas áreas diferentes y es común que necesiten ser actualizados con frecuencia. Para ganar en ajuste y minimizar errores es preciso adoptar un enfoque de desarrollo ágil y fomentar la implicación de los usuarios durante los trabajos. La comunicación es esencial como inicio y, además de mantenerse, dependiendo del fin que tenga el proyecto debería complementarse con la formación y capacitación usuaria (si, por ejemplo, se trata de la incorporación de nuevas aplicaciones o herramientas que habrán de incorporarse a su trabajo diario).

Compartir este blog

Posts Relacionados

Consejos para la gestión de proyectos informáticos 

VER POST

Gestión de proyectos informáticos: ¿tradicional o ... 

VER POST

Cómo integrar la metodología Scrum en tu gestión d... 

VER POST