Project Management

Cómo optimizar liderazgo y trabajo en equipo al mismo tiempo

liderazgo y trabajo en equipo

Liderazgo y trabajo en equipo van unidos. No es sólo una cuestión de ubicación o de responsabilidad, sino que, más bien, se trata de una relación que alcanza la esfera del compromiso. La visión de cualquier Project Manager se compone de principios, valores y metas. Todos ellos han de ser compartidos con el equipo y, en el modo de hacerlo se esconde la clave del éxito de uno y otros.

El jefe de proyecto debe insuflar energía a raudales y tener la capacidad de influir en las vivencias dentro del ámbito de proyecto, así como en la forma de procesar esos momentos. Para hacerlo bien, debe recurrir a su formación y experiencia.

2 formas en que liderazgo y trabajo en equipo pueden cambiar a mejor o a peor

Nadie duda de las ventajas del trabajo en equipo, un valor en alza que respalda cada vez a más modelos organizacionales. Pero la fuerza del equipo se puede ver impulsada por el Director de proyecto, de dos formas distintas:

- A través de su opinión: la opinión del líder ante una situación difícil, comprometida o desafiante marcará las pautas para los miembros del equipo a la hora de procesar la información que les va llegando. Su punto de vista afectará a las actitudes y acciones de los miembros del equipo y, teniendo esto en cuenta, resulta primordial permanecer positivo. Los resultados y las perspectivas de rendimiento se beneficiarán de una estrategia que opta por suprimir la negatividad y el pesimismo.

- Mediante su conducta: los gestos, las actitudes y las acciones son expresiones del estado anímico en el que se encuentra la persona. Pero pueden controlarse. Si el Project Manager está estresado y descontento puede que su comunicación no verbal lo revele, aunque él trate de esconderlo en su discurso. El efecto sería el mismo ya que los miembros del equipo recibirían estas señales. Por el contrario, si se trata de cambiar la actitud y de trabajar en el comportamiento, dejando a un lado la tensión, apostando por la calma y buscando la amabilidad, también en los momentos complicados, liderazgo y trabajo en equipo experimentarán las ventajas de este esfuerzo en positivo. Por una parte, las personas se verán más motivadas y, por otra, el propio responsable comenzará a ver las cosas de otra forma, buscando soluciones, en vez de culpables.

¿Cómo conseguir buenos frutos de la combinación de liderazgo y trabajo en equipo?

Es una cuestión de capacidad. Los recursos psicológicos pueden ayudar al Director de Proyecto en su misión de transmitir optimismo y resiliencia. Pero la visión positiva del trabajo y el reconocimiento del potencial de éxito, o la capacidad de recuperarse ante el fracaso no son los únicos importantes ni para el liderazgo, ni para el trabajo en equipo. Un buen Project Manager a lo largo de su formación y experiencia ha debido aprender que también es preciso contar con:

  1. Esperanza: que le ayudará a creer en la capacidad de perseverar hacia las metas y encontrar caminos para llegar a ellas.
  2. Eficacia: que se pone de manifiesto en la confianza en las personas y su esfuerzo, que consigue transformar los resultados.
  3. Optimismo: una sintonía contagiosa y muy necesaria en el lugar de trabajo.

Compartir este blog

Posts Relacionados

4 formas de ejercer un liderazgo positivo 

VER POST

Cinco técnicas de liderazgo para motivar a tu equipo 

VER POST

Importancia del equipo de trabajo en el proyecto i... 

VER POST