Project Management

¿Quieres mejorar tu posición laboral? Crea tu marca personal

En los últimos años se ha vuelto casi un hábito hablar de «marca personal». Se dicen muchas cosas sobre este concepto, aunque la mayoría de ellas contradictorias y sin que aclaren del todo lo que realmente significa.

El término nació oficialmente en 1997, cuando el teórico norteamericano Tom Petres publicó un texto titulado ‘The Brand Called You’ , cuya traducción en español sería "Una marca llamada Tú". A partir de ese escrito, cientos de especialistas sobre identidad corporativa aplicaron lo que hasta entonces era un término empresarial a la identidad de cada persona, es decir, a la manera en que cada cual proyecta su imagen ante los demás. Las marcas han estado asociadas a logos, imágenes o valores que representan a grupos empresariales, compañías u organizaciones. De hecho, en algunos casos las marcas son más visibles que los productos que respaldan o elaboran. Una marca personal es, pues, todo los aspectos que definen a las personas de cara a los ámbitos social, profesional, laboral o, incluso, familiar. Es todo lo que cada individuo comunica cuando está en sociedad. O dicho de una forma más clara, todas las acciones que van enfocadas a definir tres aspectos:

  • Quién eres: perfil, historial académico, experiencia profesional, etc.
  • Cuáles son tus objetivos: metas, logros, resultados.
  • Cómo quieres ser percibidos por los otros: el mensaje que se quiere dar a los otros en determinado ambientes o entornos.

Teniendo en cuenta esto, debe quedar claro que la marca personal no es algo exclusivo del campo profesional o laboral. Todo lo que hacemos, decimos y pensamos envía un mensaje determinado a quienes nos rodean, el cual permite que nos diferencien en un sentido o en otro dentro de ese entorno al que pertenecemos.  

 

¿Cómo crear tu propia marca personal?

Diseñar tu propia marca no es sencillo, pues debes tener muy claro qué es lo que deseas realmente. Para crear tu marca personal, es conveniente seguir los siguientes pasos:

  • Lo primero es establecer el objetivo de la estrategia para la que se elabora una marca personal, así como unas expectativas y unos valores que se desean representar. La marca personal no es un asunto arbitrario.
  • Después, debemos definir el nombre que llevará nuestra marca (o el que llevaremos nosotros en caso de que la marca seamos nosotros mismos o ésta nos represente de algún modo).
  • En una marca no todas las palabras tienen la misma resonancia. Algunas adquieren ecos especiales en función del sitio que ocupan o de la intención que se persigue. Esas palabras son señas de identidad de la marca.
  • Asimismo, los valores que una marca transmita quedarán vinculados de por vida a su esencia, formando una unidad indisoluble.
  • También hay que tener en cuenta el tono que se emplea al mencionar la marca: si es coloquial o académico, si es sencillo o elaborado, si es denotativo o connotativo y si ofrece una interpretación o varias.
  • Pero, sobre todo, es fundamental definir la imagen o el logo que estará junto al nombre de la marca. La imagen tiene la facultad de perdurar más tiempo en la mente de los públicos que una frase o un sonido.
  • Hecho esto, lo siguiente es elaborar un calendario en el que se detallen las acciones para promocionar esa marca. La promoción supone mayor visibilidad y alcance entre los destinatarios de nuestro mensaje.
  • Finalmente, y si el caso lo amerita, la marca personal debe ir respaldada por acciones especiales, como por ejemplo lanzamientos, presentaciones, entre otros. Son actividades complementarias.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Principales técnicas para mejorar la motivación en... 

VER POST

Los modelos de liderazgo según Goleman 

VER POST

Destrezas básicas para la gestión de equipos de pr... 

VER POST