Project Management

Motivación del equipo: mejora tus resultados de proyecto en 4 claves

Un equipo motivado se diferencia de otros porque es capaz de hacer un esfuerzo adicional para entregar un proyecto a tiempo y dentro del presupuesto. Mantener la motivación del equipo es una tarea que se extiende a toda la duración del proyecto y que comienza con hacer efectiva su participación. La comunicación es clave, y no sólo una herramienta para informar de las pérdidas de alineación, los errores o los desacuerdos; sino también para reconocer los logros, comunicar que se está funcionando bien y celebrar las victorias conseguidas.

 

Motivación del equipo en cuatro pistas

El Director de Proyecto es un actor clave en lo que a motivación del equipo se refiere. Su intervención influye de manera decisiva en la moral de los miembros de los grupos de trabajo pudiendo, bien aumentar sus niveles de estrés y frustración; bien reforzar el compromiso con la organización y sus metas, a la vez que incrementa sus niveles de satisfacción en el trabajo.

Para lograr resultados positivos en cuanto a la motivación del equipo es necesario:

1. Establecer metas realistas: informar y lograr el consenso con los miembros del equipo acerca de la carga de trabajo es el primer paso y ayuda a evitar sorpresas desagradables. La fijación de objetivos realistas impide que eso suceda.

2. Medir el rendimiento: establecer indicadores y programar la recogida y análisis de métricas es la única forma posible de conocer si se va por el buen camino o no, si se están haciendo las cosas bien o si hay áreas donde se pueden introducir mejoras que optimicen el rendimiento. También es una manera de adquirir una perspectiva realista de lo que sucede y contribuye a una gestión más justa y transparente ya que, a veces, los resultados que se alejan de lo esperado no son consecuencia del trabajo de todo el equipo, sino de los errores de alguno de sus miembros.

3. Celebrar el éxito: y hacerlo, no sólo al final del proyecto, sino a lo largo de todo su ciclo de vida. La recompensa o la forma en que se haga efectivo el reconocimiento no es tan importante como el que exista ese mensaje positivo, que aumenta la cohesión del equipo e inspira a seguir esforzándose.

4. Conocer al equipo: y estar al tanto de las habilidades, conocimientos, expectativas y gustos de cada uno de los miembros de los grupos de trabajo. La motivación del equipo no puede resultar efectiva si no se conocen los resortes adecuados para obrar la magia y mantener esos niveles de optimismo.

Por último, hay que tener en cuenta que la motivación del equipo no es una tarea más de las muchas que se atribuyen al project manager. Ésta es una misión clave y de gran repercusión para los resultados, presentes y futuros. El factor humano es decisivo para el éxito de un proyecto y hay que ser conscientes de que las personas son el activo más importante de la organización y deben ser cuidadas y tratadas con el respeto que merecen.

Compartir este blog

Posts Relacionados

7 consejos para aumentar la productividad laboral 

VER POST

Los modelos de liderazgo según Goleman 

VER POST

Destrezas básicas para la gestión de equipos de pr... 

VER POST