Project Management

Los cimientos del método de la cadena crítica

Los cimientos del método de la cadena crítica

Pert, el diagrama de Gantt o el método del camino crítico son herramientas de gestión de proyectos eficaces. Sin embargo, su alcance fue superado con creces en 1990 por el método de la cadena crítica, desarrollado por Eli Goldratt. Esta metodología da respuesta a las necesidades de las organizaciones en cuanto a:

  • Enfoque de avance de proyectos.
  • Planificación.
  • Gestión.

CCPM supuso un avance significativo sobre PERT / CPM, que había sido el enfoque dominante de la gestión de proyectos durante más de 50 años. Gracias al método de la cadena crítica se abordan eficazmente algunos de los fenómenos más dañinos en la gestión de proyectos, como el efecto de cascada, el síndrome del estudiante, la Ley de Parkinson y la multi-tarea; que provocan que los proyectos terminen excediendo las fechas de entrega previstas, superando los presupuestos planeados y consumiendo más recursos de lo que deberían. 

 

Cómo funciona el método de la cadena crítica

CCPM se basa en el control de cuatro elementos fundamentales, que por sí mismos resumen la esencia del proyecto:

  • Las agendas se compensan, equilibrando el consumo de los recursos temporales en base a las limitaciones de los demás recursos disponibles. Aquí es donde interviene la teoría de las restricciones y su aplicación práctica. De este balance resulta la serie más larga de actividades y tareas secuenciales, que se conoce como cadena crítica. Ella dictará la duración mínima del proyecto en función de dos variables: la dependencia de tareas y la contención de recursos.
  • Los amortiguadores: que se insertan en los puntos estratégicos. De esta forma, buffers de tiempo extra se insertan al final de la cadena crítica y en cada punto donde ésta conecta con una tarea de carácter no crítico. Su misión es absorber los efectos adversos de la incertidumbre, sin dañar el rendimiento crítico. Para crear estos amortiguadores se extraen los tiempos de holgura calculados para las distintas actividades y se reposicionan en estos lugares estratégicos.
  • Los proyectos se distribuyen secuencialmente, por fases. Esta organización se basa en la disponibilidad de recursos y trata de combatir el efecto cascada que podría producir la existencia de recursos compartidos entre proyectos. CCPM consigue crear planes viables de múltiples proyectos con los mismos recursos.
  • La gestión de amortiguadores: que se utiliza para ajustar dinámicamente las prioridades de las tareas en ejecución. Como la incertidumbre puede cambiar el plan original, las tareas se ordenan atendiendo a su prioridad en base a su velocidad de combustión de buffer en los siguientes términos: cantidad de amortiguador consumida vs porcentaje de proyecto completado. Las tareas que puedan ejercer influencia sobre alguno de los amortiguadores críticos tendrán que considerarse prioritarias a aquéllas con velocidades de combustión más bajas y alcance menos crítico.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Cadena crítica, comunicación y Apps 

VER POST

Las claves del método de la cadena crítica 

VER POST

Los amortiguadores en la gestión de proyectos por ... 

VER POST