Project Management

Aplicación del método de la cadena crítica y resistencia al cambio

Aplicación del método de la cadena crítica y resistencia al cambio

El cambio en la cultura de empresa, ¿es necesario para aplicar CCPM? Cambiar la cultura de una organización es un proceso largo y complicado. Sin embargo, el enfoque de gestión de proyectos que proporciona el método de la cadena crítica logra que este proceso se suavice, comenzando su implementación por las áreas donde los cambios son más necesarios:

  • Mejorar los sistemas de información.
  • Optimizar los canales de comunicación.
  • Conocer las prioridades que se establecen entre tareas.
  • Dar respuesta a las necesidades de distintos proyectos cuya ejecución coincide en el tiempo.

Cuando las ventajas de la aplicación de CCPM reportan a todos los niveles, beneficiando a todos los involucrados en un proyecto, la transformación resulta mucho más sencilla. Los efectos comienzan a notarse pronto y las personas descubren que su trabajo es más productivo, que les resulta más sencillo encontrar la información necesaria, que la toma de decisiones es más precisa y eficaz. En cualquier caso, es esencial definir claramente los cambios precisos que deben tener lugar en la organización, para trazar su dirección con antelación. Al centrarse el proceso de cambio en torno a estos elementos esenciales y a la vez proporcionar los primeros beneficios rápidamente, la organización puede superar rápidamente los obstáculos de la transformación, minimizando el riesgo y la resistencia. 

 

Resistencia al cambio

La resistencia al cambio es un fenómeno habitual, no sólo en lugares de trabajo sino en cualquier lugar donde las personas interactúen. Este sentimiento se produce por dos causas: el miedo a lo desconocido y la incertidumbre de lo que deparará la nueva situación, que se teme pueda ser peor o menos beneficiosa. Luchar contra ella simplifica el proceso evolutivo que conduce hacia el nuevo modelo y aumenta la satisfacción laboral. La información y la comunicación son básicas es este aspecto y, por ello hay que comenzar respondiendo a dos cuestiones:

  • ¿Qué hay que cambiar?
  • ¿Para qué cambiar?
  • Lo ideal es también poder tener respuesta para otra pregunta, que suele aparecer un poco después: ¿Cómo hacer el cambio?

La superación de las distintas etapas de resistencia al cambio se basa en alcanzar un acuerdo sobre la solución al problema. Hacerlo implica acercarse a la consecución del éxito esperado a través de:

  • Consenso sobre la causa de los problemas que deben abordarse.
  • Acuerdo sobre la dirección de la solución.
  • Convencimiento de que la iniciativa a tomar va a resolver el problema y dar los resultados esperados.
  • Participación de terceros en el desarrollo de una solución completa a través de su colaboración activa.
  • Desarrollo de un plan de implementación para llevar la solución a la realidad.
  • Superación de los temores no verbalizados y aceptación del cambio.

Cuando se acepta la implementación del método de la cadena crítica como solución al problema se está mucho más cerca del éxito de lo que se espera, ya que esta superación implica que:

  • Se ha hecho una autoevaluación, donde se han reconocido los principales puntos débiles y áreas susceptibles de mejorar, tanto a nivel individual, como de procesos, y de empresa.
  • Se conocen el trabajo, el proyecto, y por ende sus objetivos y meta.
  • Han mejorado los canales de comunicación y se espera una mayor fluidez en lo relativo a la información e intercambio de datos.
  • Se han asumido las exigencias de la nueva forma de trabajar, interiorizándose el nuevo enfoque, con el que se comparte la visión.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Cadena crítica: Método para gestionar los proyecto... 

VER POST

Cadena crítica, comunicación y Apps 

VER POST

Las ventajas de la cadena crítica 

VER POST