Tendencias & Innovación

¿Qué aportan las Redes Sociales al Lean Startup?

blog

  El proceso conocido como Lean Startupes la manera de abordar el lanzamiento de negocios y productos que se basa en aprendizaje validado, experimentación científica e interacción en los lanzamientos del producto para acortar los ciclos de desarrollo, medir el progreso y ganar valiosa retroalimentación de los clientes. De esta manera las compañías, especialmente startups pueden diseñar sus productos o servicios para cubrir la demanda de su base de clientes, sin necesitar grandes cantidades de financiación inicial o grandes gastos para lanzar un producto.” La tendencia de uso de esta metodología cobra fuerza por los cambios que ha supuesto Internet en la forma de hacer negocios y la velocidad que trajo aparejado el ámbito digital. Y si los primeros en adoptarlas fueron los Emprendimientos o Startups -por el beneficio de minimizar riesgos y acelerar tiempos-  las grandes corporaciones también están yendo hacia esta cultura, dado que el Mundo Digital es un entorno de negocios nuevo para todos los actores del mercado. Este nuevo escenario, desconocido, complejo, cambiante y veloz,  ha llevado a muchas corporaciones a adoptar metodologías más ágiles para el desarrollo de nuevos productos y servicios y conseguir  así la rápida retroalimentación de los clientes, para validar las hipótesis trabajadas hacia el interior de las organizaciones. En base a esto, las Redes Sociales cobran relevancia para otras áreas de la organización porque allí se encuentra el mercado objetivo para “salir a hacer el aprendizaje validado” y pivotar, como enseña el proceso Lean Startup, desde el Plan inicial, hasta tener el Plan que Funciona. timeDicen los expertos que “la verdad está ahí afuera”. Que muchos proyectos fallan porque se lanzan productos o servicios que nadie quiere. Y si bien esto no es ninguna novedad, con la aceleración que ha generado internet, hay poco tiempo para realizar investigación cualitativa (Focus Group) que permita testear ideas, conceptos, productos o servicios nuevos, con la velocidad necesaria. Por esto, las redes sociales se han vuelto una pata más que útil para cualquier proceso Lean Startup, no sólo por la inmediatez para obtener resultados de campo, sino por el alcance que se puede lograr de la audiencia objetivo (más amplio que con los Focus Group). Los conocidos casos de co-construcción de nuevos productos y servicios a través de las opiniones de los usuarios  y consumidores que han utilizado Internet (web+ redes) para la recolección de información, son un claro ejemplo de aplicación de un proceso Lean Startup con apoyo en las redes sociales. Uno de ellos es el caso de  PepsiCo  y  los nuevos sabores de las patatas Lays  que  utilizó los medios tradicionales, no para publicitar “un nuevo sabor” ya lanzado, sino para  promover la participación rápida de la gente en su web y las redes, invitándola a sugerir los nuevos sabores. En la campaña que se realizó en España, se lograron  200.000 visitas al sitio y 100.000 propuestas de sabor. Si esta etapa de investigación cualitativa para “validar hipótesis” se hubiese realizado con los procesos tradicionales, hubiera implicado la realización de aproximadamente 20.000 focus group, que no sólo hubiesen implicado una tremenda inversión, sino muchos meses de trabajo para obtener, casi, la misma información. Vale aclarar que, ni todos los proyectos pueden desarrollarse con una metodología Lean Startup, ni en todos los casos se puede sustituir a los métodos tradicionales de investigación, testeo y validación de hipótesis por el uso de las redes sociales. Pero sí podríamos afirmar que, si las Redes Sociales se entienden como un lugar habitado por la gente – y no un simple canal o medio para vehiculizar publicidad o noticias de la empresa – entonces  también es un lugar para “salir a validar las propuestas antes de su lanzamiento definitivo”, con inversiones mínimas y mucha más  velocidad. El desafío de las organizaciones radica hoy  en transformar su cultura para acercase a la de las startups  y lograr que los diferentes departamentos comprendan que, “el mercado de la demanda que tiene la verdad sobre el éxito o fracaso de nuevos productos y servicios”, está también disponible en las Redes Sociales y mucho más accesible que en el mundo físico. Escrito por: Genoveva Purita

Compartir este blog